Doble identidad

Doble identidadAño: 2010
País: EE.UU.
Dirección: Dennis Dimster
Intérpretes: Val Kilmer, Izabella Miko, Zahary Baharov, Hristo Shopov, Shelly Varod, Valentine Pelka
Guión: Zvia Dimbort, Dennis Dimster
Música: Bill Wandel
Fotografía: Lorenzo Senatore
Duración: 90 min.
Género: Thriller

Doble identidad, triple paquetazo. Tras unos días un poco tontorrones a costa de Imagenio, ya que tenía cuatro pelis gratis para ver, al darme de alta, espero en breve a comentar películas que no ofendan al respetable. Tras Parecía un hombre tranquilo, Killing Room y Whiteout ahora le toca el turno a Doble Identidad donde el protagonista no es otro que Val Killmer, el cual tras sus días de gloria, ahora anda encasillado en producciones de chichinabo, como esta, y otras muchas como Columbus Day, gordo como un trullo, y con un cuello-toro similar al de Fernando Alonso, pese a lo cual según reza IMDB ha rodado siete pelis este año y tiene otra media docenica para el siguiente, !qué nos pasa nada!. Al menos son tan malas, que van directamente a los videoclub en el mejor de los casos, o a los estrenazos de Imagenio, ya que además de Doble identidad, podía haber visto otro peliculón de Val Kilmer, junto a Sharon Stone, en la peli Calles Sangrientas.

Esta película se supone que es de intriga. Está rodada en un país del Este. El protagonista es un doctor de médico de fronteras, que se desvive por ayudar al prójimo. Un día ayuda a una chica y luego todo se complica. Al doctor lo confunden con otra persona y se lo quieren cepillar. El doctor a pesar de tener un físico bastante alejado de cualquier superheroe, logra sacarse las castañas del fuego y llegar vivo y coleando al final del film, e incluso se lleva a la chica guapa (la actriz polaca Izabella Miko a quien hemos visto en Bar Coyote). La historia está rodada de tal manera que más pareciera un comedia, porque basta ver como se resuelven las escenas de acción, de forma tan chusquera que el que rodó semejante paquete, estaba a años luz de tener un día inspirado.

Puro producto de serie B, de bajo presupuesto (rodado en un país del Este, donde sabemos que las pelis cuestan mucho menos que en los Estados Unidos, por ejemplo) y nulo interés, supone una pérdida de tiempo manifiesta. Además ver sonreír a Val Kilmer puede resultar una experiencia traumática.

1 comentario en “Doble identidad”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: