El chico del periódico (Lee Daniels 2012)

Paperboy poster movie

Película: El chico del periódico. Título original: The paperboy.
Dirección: Lee Daniels. País: USA. Año: 2012. Duración: 107 min.
Género: Thriller. Interpretación: Matthew McConaughey (Ward Jansen),
Zac Efron (Jack Jansen), John Cusack (Hillary van Wetter), Nicole Kidman
(Charlotte Bless), Scott Glenn (W.W. Jansen), David Oyelowo (Yardley), Macy Gray
(Anita). Guion: Lee Daniels y Pete Dexter; basado
en la novela homónima de Peter Dexter. Producción: Ed Cathell III, Lee
Daniels, Cassian Elwes y Hilary Shor. Música: Mario Grigorov.
Fotografía: Roberto Schaefer. Montaje: Joe Klotz.
Diseño de producción: Daniel T. Dorrance.
Vestuario: Caroline Eselin.

Todo en El chico del periódico respira un aire enfermizo y esa es la gran baza de la película ambientada en las proximidades de una ciénaga, en Florida, en el sudeste americano, en uno de esos sitios desagradables para vivir, donde hace un calor asfixiante y húmedo, donde los caimanes campan a sus anchas y donde un cuerpo sería devorado en menos que canta un gallo.

Y ahí tenemos una miríada de personas, desquiciadas, traumadas. La convivencia entre negros y blancos sigue siendo problemática. Estamos a mediados de los años 60. Ward, vuelve a su pueblo para demostrar la inocencia de Hillary, un preso que fue a la trena acusado de asesinar al sheriff local. Allí vive el padre de Ward con su nueva esposa y su hermano pequeño, Jack, que escribe para el periódico local. Ward trabaja para un periódico de Miami y le gusta ir hasta el final, pero su afán por hocicar y husmear le supondrá más de un problema.

Charlotte es una cuarentona, una barbie que se cartea con la mitad de los presos de EEUU y se queda prendada de la pluma de Hillary. Ambos quieren que esa relación epistolar devenga en otra cosa, pero para ello es preciso demostrar la inocencia de Hillary, sacarlo de la cárcel para que pueda demostrarle a Charlotte lo que siente por ella. Jack es un joven apuesto que queda prendado de la voluptuosidad y fogosidad de Charlotte a quien ve como una Diosa del amor y del sexo, dado que para ella tirarse a un hombre es algo normal.

Al lado de Ward tenemos a un negro Yardley con quien Jack no hace buenas migas, porque al primero le sale su vena racista cuando se mosquea.

Desvelar si Hillary mató al sheriff o no viene a ser lo de menos. Lo de más, es el ambiente, la complejidad de los personajes, lo turbios que estos son, de ahí que uno no pueda menos que sorprenderse con lo visto ante esa degradación corporal y espiritual, plasmada en secuencias brutales, como la eyaculación soterrada de Hillary en la cárcel mientras Charlotte le hace una mamada telepática, o los polvos que vendrán después, brutales, con una Charlotte (Kidman) fogosa y temerosa, que busca y rechaza lo que recibe, o un Ward que tiene un historia inconfesa, que luego sabremos, donde reinará de nuevo la violencia desmedida.

Que El chico del periódico ofrece algo diferente es evidente, que esa mezcla de amor, sexo, lujuria, violencia, degradación, logra funcionar también. No es apta para todos los estómagos, pero aún estando a un tris de resultar una parodia de sí misma, me ha gustado. Además, las interpretaciones que nos ofrecen Kidman, Cusack, McConaughey o el esforzado Efron, están muy por encima de la media y distan mucho de lo que vienen haciendo hasta la fecha.

La película fue un fiasco en las taquillas americanas. Pero, eso no nos importa.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: