El Día de Mañana (The Day Alter Tomorrow, 2004)

El día de mañanaDirección: Roland Emmerich.
Reparto: Dennis Quaid (Profesor Jack Hall), Jake Gyllenhaal (Sam Hall), Ian Holm (Terry Rapson), Emmy Rossum (Laura), Sela Ward (Dra. Lucy Hall), Dash Mihok (Jason Evans), Jay O. Sanders (Frank Harris), Austin Nichols (J.D.), Arjay Smith (Brian Parks), Tamlyn Tomita (Janet Tokada).
Guión: Roland Emmerich y Jeffrey Nachmanoff; basado en un argumento de Roland Emmerich.
Producción: Mark Gordon y Roland Emmerich.
Música: Harald Kloser.
Fotografía: Ueli Steiger.
Montaje: David Brenner.
Diseño de producción: Barry Chusid.
Dirección artística: Martin Gendron, Michele Laliberte, Claude Paré, Réal Proulx, Tom Reta y Gerald Sullivan.
Vestuario: Renée April.
USA 2004

Hace poco, hablando de La Búsqueda y de The Host ya lo decía también: es importante que las películas de acción tengan acción, pero no es tan necesario que tengan un guión muy trabajado u otras cualidades no tan necesarias si lo que quieres es pasarlo bien.

Hay que tener claro que El Día de Mañana es una película para ver en el momento en que quieras exclusivamente entretenerte, nada más. Si quieres plantearte películas filosóficas sobre el sentido de la vida, te has equivocado de peli.

huracanesEl Día de Mañana nos plantea algo que los científicos ven factible a largo plazo, pero suponiendo que ocurre hoy en día. La explotación del planeta y de la naturaleza provoca cambios climáticos a nivel mundial que hacen que una nueva era glaciar caiga sobre el mundo, pero en lugar de ir dando avisos y poco a poco, esto se produce de repente, de un día para otro (repito lo de antes, científicamente habrá 800 razones para que esto no pueda suceder así, pero, ¡esto es Hollywood!).

El caso es que el resto del mundo nos da un poco igual, pero los Estados Unidos (que son el centro del planeta) se ven obligados a luchar contra un enemigo con el que no sirven armas de destrucción masiva, ni engaños a la opinión pública ni nada. Así se ven sin tiempo de evacuar a muchos ciudadanos y a los que les es posible, inician un viaje al revés de lo habitual, pasando la frontera mejicana pero hacia México (tenemos en cartelera Babel, donde la cosa es más real y al revés). Como dice el presidente, los papeles se invierten y los países subdesarrollados, por su ubicación más tropical o ecuatorial, han de dar cobijo a los del primer mundo.

La historia se centra en una familia en la que el padre (Dennis Quaid), científico experimentado en tareas teóricas y de campo, ya había previsto algo similar y el hijo (Jake Gyllenhaal), se ve atrapado en la ciudad de Nueva York, por lo que tendrá que ir a salvarlo.

siempre le toca a la mismaEsto les da una excusa a los realizadores para mostrarnos una vez más apocalípticas escenas de destrucción en Nueva York, donde un sunami gigantesco y la subida del nivel de las aguas hace estragos. También vemos como tornados y otros desastres meteorológicos destruyen otras ciudades en espectaculares escenas repletas de efectos especiales.

Vale que todo sea muy previsible y edulcorado, pero las escenas de acción están realmente bien hechas y los efectos especiales, con todo congelándose y las ciudades siendo destruidas están hechos a la perfección, aunque este tipo de películas siempre queda superada por la siguiente que se hace sobre el tema, que es más realista, más espectacular y recauda más dinero.

Quizás esa próxima sea del mismo director que esta, Roland Emmerich, ya que este alemán trasladado a Hollywood es un experto en el tema y de su mano nos han llegado películas como Independence Day o Godzilla. Por cierto, para ser alemán tiene un sexto sentido para hacer americanadas que llama la atención. Además él se lo guisa y él se lo come, porque además de dirigir ha producido y el guión también es suyo.

Jake nosequéEn el reparto hay de todo. El prota es Dennis Quaid, un actor todoterreno al que se le suelen dar todo tipo de papeles bien, últimamente incluso la comedia, con el tontorrón papel de American Dreamz imitando al presi George Bush. También dentro de los veteranos destaca Ian Holme, de extensa carrera, muy recordado por Alien, por ejemplo, pero cuyo papel de Bilbo Bolsón en El Señor de los Anillos le ha devuelto al gran público en general.

Entre los jóvenes dos actores cuyas carreras le han dado popularidad después de esta película: Emmy Rossum, chica guapa pero más sosa que una sopa de acelgas, que después de esta hizo El Fantasma de la Ópera. Esperemos que espabile un poco, porque sino se quedará en nada. El otro joven que sí lleva mejor carrera es Jake Gyllenhaal, que ya ha conseguido quitarse la carga de hermano de (es el hermano pequeño de Maggie Gyllenhaal) saltando a la fama principalmente tras ser uno de los vaqueros bujarrones de Brokeback Mountain, merecidamente, porque hacía un gran personaje. Después ha seguido con papeles importantes, como Jarhead, y parece tener un gran futuro, aunque, quien lo sabe.

Entre el reparto, la mujer del científico y madre del chico está interpretada por Sela Ward, y si se preguntan donde han visto antes esa cara, como hice yo, probad a veros un episodio de House. Es la exmujer del Doctor House, que sólo aparece en algunos episodios.

Web Oficial | Español | Inglés

Enlace | IMDB

Advertisements

1 comentario en «El Día de Mañana (The Day Alter Tomorrow, 2004)»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: