El señor de la guerra crítica película

El señor de la guerraDirección y guión: Andrew Niccol.
País: USA.
Año: 2005.
Interpretación: Nicolas Cage (Yuri Orlov), Ethan Hawke (Jack Valentine), Jared Leto (Vitaly Orlov), Bridget Moynahan (Ava Fontaine), Ian Holm (S¡meon Weisz), Eamonn Walker (Andre Baptiste), Sammi Rotibi (Andre Baptiste Jr.), Shake Toukhmanian (Irina Orlov).
Producción: Philippe Rousselet, Andrew Niccol, Nicolas Cage, Norman Golightly, Andy Grosch y Chris Roberts.
Música: Antonio Pinto.
Fotografía: Amir Mokri.
Montaje: Zach Staenberg.
Diseño de producción: Jean Vincent Puzos.
Vestuario: Elisabetta Beraldo

Decepción y de las grandes me he llevado con esta película. Viendo de que iba el tema, y estando el versátil Nicholas Cage por medio me espera una buena película, divertida y original. En cuanto a si es divertida tiene sus momentos, si uno se distancia lo suficiente de la historia y se lo toma con sentido del humor. Original también es, ya que la profesión de traficante de armas, no es una de las que los guionistas más frecuenten a la hora de elaborar sus historias. Pero el problema es que al verla, uno no sabe muy bien a qué atenerse. Si lo que nos quieren vender es un planfeto antimilitarista y antibelicista, o bien se trata de un divertimento palomitero, banal y superficial que aborda el tráfico de armas, tan solo con el propósito de hilar una historia pintoresca, la cual peca de credibilidad y destila el mismo tufillo que El Club de la lucha.

Viéndola, esa supuesta crítica a las armas, se transforma casi en una loa, en una alabanza, y mayor consideración hacia los traficantes de armas, que se creen vendedores, no traficantes, gente legal, ajena a todo aquello que conllevan las armas: masacre y destrucción. Forman parte del sistema pero creen estar fuera (las armas siempre van a existir porque hay mucho dinero en juego, y ellos son solo una pieza más de letal juego). Da lo mismo la ideología y los países, sólo cuenta que los compradores paguen bien y en el momento justo.

Jared Leto y Nicholas Cage en El señor de la guerraPersonajes como el del inspector Valentine son de chiste. Los cabellecillas de los países africanos con los que negocia Yuri parecen sacados de un comic, y entre todos ellos no llegan a sumar media docena de neuronas

La historia se recrea en mostrarnos multitud de localizaciones y países, en este mundo globalizado, en el que todos los gobiernos tienen un acceso más o menos fácil pero posible a las armas, y en el que Yuri, se mueve como pez en el agua, haciendo lo mejor que sabe hacer «traficar con armas». En cuanto a los personajes es como si no existieran, son meras caricaturas, tanto Yuri, como Ava, la mujer y el hijo, Vitaly (hermano de Yuri), como el resto de personajes que pululan por la cinta, son meras comparsas. Los diálogos son pésimos (díficil de creer teniendo en cuenta que el director de este paquete fue el guionista de El Show de Truman) y ese mensaje de ironía excéptica y desengañada, como si la historia no fuera con él, de Yuri, me repatea los higadillos. Una película más falsa y pretenciosa que el «cruzado mágico» de Anasagasti.

Muy lejos queda la calidad de esta película de la maravillosa canción de Bob Dylan Masters of the War
El señor de la guerra IMDB | Página oficial
Nicholas Cage en cuak.com | El ladrón de orquideas El hombre del tiempo Al límite

Advertisements

2 comentarios en «El señor de la guerra crítica película»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: