El viento que agita la cebada crítica película

El viento que agita la cebadaDirección: Ken Loach.
Países: Irlanda, Reino Unido, Alemania, Italia y España.
Año: 2006.
Duración: 124 min.
Género: Drama.
Interpretación: Cillian Murphy (Damien), Pádraic Delaney (Teddy), Liam Cunningham (Dan), Orla Fitzgerald (Sinead), Mary O’Riordan (Peggy), Mary Murphy (Bernadette), Guión: Paul Laverty.
Producción: Rebecca O’Brien.
Música: George Fenton.
Fotografía: Barry Ackroyd.
Montaje: Jonathan Morris.
Dirección artística: Fergus Clegg.
Vestuario: Eimer Ní Mhaolddomhnaigh

El título poético de la película, «El viento que agita la cebada» hace mención a una popular tonada Irlandesa, que dice así :

WIND THAT SHAKES THE BARLEY

I sat within a valley green
Sat there with my true love
And my fond heart strove to choose between
The old love and the new love
The old for her, the new that made
Me think on Ireland dearly
While soft the wind blew down the glade
And shook the golden barley

Twas hard the mournful words to frame
To break the ties that bound us
Ah, but harder still to bear the shame
Of foreign chains around us
And so I said, «The mountain glen
I’ll seek at morning early
And join the brave united men»
While soft wind shook the barley

Twas sad I kissed away her tears
Her arms around me clinging
When to my ears that fateful shot
Come out the wildwood ringing
The bullet pierced my true love’s breast
In life’s young spring so early
And there upon my breast she died
While soft wind shook the barley

I bore her to some mountain stream
And many’s the summer blossom
I placed with branches soft and green
About her gore-stained bosom
I wept and kissed her clay-cold corpse
Then rushed o’er vale and valley
My vengeance on the foe to wreak
While soft wind shook the barley

Twas blood for blood without remorse
I took at Oulart Hollow
I placed my true love’s clay-cold corpse
Where mine full soon may follow
Around her grave I wondered drear
Noon, night and morning early
With aching heart when e’er I hear
The wind that shakes the barley

Dirige Ken Loach (Felices Dieciséis), y el guión es obra de Paul Laverty.
La acción nos lleva a las aldeas rurales de Irlanda, en el año 1920, en unos territorios invadidos por los Ingleses. No es la invasión en sí lo que crispa a los Irlandeses, sino la prepotencia e inquina que los Británicos destilan en sus acciones. A la mínima ocasión, con motivo o sin él, arremeten contra el pueblo irlandés, les agreden, insultan, vilipendian, y alguno muere, por actos tan ridículos como no querer decir su nombre.

Esto conlleva una efecto acción-reacción en los hombres que deciden poner remedio a esa sangrante situación. Ello conlleva pertecharse de armas, y cometer un atentado, en el que mueren media docena de soldados ingleses. Luego morirán unos cuantos más en sucesivas emboscadas. Surge así el «movimiento popular de liberación nacional».

El viento que agita la cebada Cillian Murphy (Damien), Pádraic Delaney (Teddy),  Un par de años más tarde, cuando el Gobierno Británico es consciente de las bajas que sufre, decide no complicarse la vida en una guerra de guerrillas, y firman con los Irlandeses un Tratado de Paz. Esto no convence a los guerrilleros irlandeses, para los que el Tratado, es un mal apaño, que no satisface su sed de libertad, igualdad y justicia, y deciden seguir con su propia guerra. Ahora el enemigo no es el Británico sino los soldados Irlandeses que deben velar por el cumplimiento del tratado. Tiene lugar entonces una guerra cívil.

Desoladora es la película en los minutos finales. Donde sucede lo que nunca jamás debería suceder, pero sucede, al tratarse de una guerra civil donde luchan a muerte «hermanos contra hermanos».

La película en Inglaterra no ha gustado nada, y ha encendido los ánimos, por como se presenta al pueblo Británico. Los soldados británicos que aparecen en la película son a cual más malo. A Loach lo han tildado de antipatriota, de odiar a su país. Aunque él se escude diciendo que lo que cuenta, guste o no, o haya quien prefiera olvidarlo, ocurrió. Hay quienes no soportan que se cuestione el Imperio Británico, apunta Loach.

Más alla de posibles didactismos y posicionamientos, la película mantiene un ritmo que no decae un solo momento, con unas interpretaciones solventes, una ambientación real y creible, para contarnos una historia real que nunca tenía que haber pasado, pero que quizá para quienes veamos la película nos permita aseverar que la naturaleza humana hay que saber domarla para no caer en la barbarie, pues si nos dejamos llevar sólo por la cólera y el odio, al final, los enemigos cambiarán pero nunca desaparecerán de nuestra turbia mirada.

La película obtuvo la Palma de Oro de Cannes en 2006

1 comentario en “El viento que agita la cebada crítica película”

  1. Hola!!! me gusta mucho tu espacio, buenos para saber qué pelis ver!! estaba buscando información sobre la película de GAL, es española y se estrenó el día 3, buscando en spaces pensé que encontraría información más detallada que en la página web (http://www.gallapelicula.com/ ) , si vas a verla o te enteras de algo ponlo por aqui que volveré!! me interesa bastante el tema de la película, si voy a verla este finde que es lo más seguro ya te comentaré qué tal!!! un saludo!!

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: