El Viento que Agita la Cebada (The Wind that Shakes the Barley, 2006)

El Viento que Agita la CebadaDirección: Ken Loach.

Reparto: Cillian Murphy (Damien), Pádraic Delaney (Teddy), Liam Cunningham (Dan), Orla Fitzgerald (Sinead), Mary O’Riordan (Peggy), Mary Murphy (Bernadette), Roger Allam (Sir John Hamilton), Laurence Barry (Micheail), Damien Kearney (Finbar), Frank Bourke (Leo), Myles Horgan (Rory), Martin Lucey (Congo).

Guión: Paul Laverty.

Producción: Rebecca O’Brien.

Música: George Fenton.

Fotografía: Barry Ackroyd.

Montaje: Jonathan Morris.

Dirección artística: Fergus Clegg.

Vestuario: Eimer Ní Mhaolddomhnaigh.

Irlanda, Reino Unido, Alemania, Italia y España, 2006

A cantar los pajaritosAmbientada en la Irlanda de 1920, esta es una representación más de lo que ocurrió en esos tiempos con la ocupación inglesa, que no es muy diferente de la que actualmente existe en otros países, casi un siglo después. Viendo algunas de las tropelías que se muestran al inicio de esta película, se podrá entender porqué el odio que existe en muchas ocasiones a las fuerzas militares, que por definición usan siempre la fuerza bruta para su beneficio. También se puede ver como combatir la fuerza con la fuerza lleva a poco, pero para los que están debajo es la única salida en muchas ocasiones.

El viento que agita la cebada hace referencia a los campesinos protagonistas que se unen en guerrillas para luchar contra las tropas inglesas que se encargan de sofocar las ideas independentistas irlandesas. Continuas escaramuzas, atentados y demás tropelías es su medio para intentar repeler los abusos de los soldados británicos, a los que denominan caquis por el color de sus uniformes, que día tras día apalean, asesinan y humillan a todos los irlandeses.

Ken Loach, el director, es especialista en mostrar la lucha de las más bajas capas sociales británicas, ya sean guerrilleros o simples trabajadores. Es difícil que una película de este director defraude, pues en todas se compromete y se pone de lado del más débil, aunque en este caso es difícil saber quienes son los buenos y quienes los malos, porque tanto unos como otros hacen cosas reprobables.

Cillian MurphyEl caso de Cillian Murphy es diferente. Por algún motivo no me acaba de convencer, a pesar de que en algunas de las películas suyas que he visto, ésta incluida, debo reconocer que hace una buena interpretación. Su personaje del Espantapájaros de Batman Begins es uno de los peores que ha existido en la historia del cine, en La Joven de la Perla, donde pretendía arrimarle la cebolleta a Scarlett Johansson, ella le eclipsaba totalmente, pero por ejemplo en 28 días después, no lo hacía mal y tampoco en Intermission.

Personalmente la película me ha gustado, podríamos decir que Ken Loach pone frante a la cámara todo el realismo posible, y aunque la historia puede resultar previsible, así son las películas históricas, casi siempre sabemos lo que va a pasar, no en casos en que se cuenta la historia de un personaje concreto ambientada en un momento histórico determinado, pero lo importante es la forma en que se cuenta la historia, y ese es su fuerte.

Ya en Cuak | Crítica El viento que agita la cebada

Enlaces | IMDB

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: