Encontré al diablo (Kim Jee-woon 2010)

Encontré al diablo
Director: Kim Jee-woon
País: Corea del Sur
Año: 2010
Género: Thriller, gore
Duración: 138 minutos
Elenco: Byung-hun Lee , Choi Min-Sik , Gook-hwan Jeon

Encontré el diablo es una burrada sublime, una plasmación de una venganza como nunca antes la había visionado, por obra y gracia de Kim Jee-woon.

Kyung-chul es un psicópata que mata a sus víctimas, la mayoría jovencitas, sin miramiento alguno, empleando para ello cuchillos, hachas o tubos, con los cuales revienta las cabezas de sus víctimas como si se trataran de melones maduros.

Una de sus víctimas es la hija de un policía retirado. Tras el crimen el padre de la joven habla con, Soo-hyun, novio de su hija, y traman un plan: consumar la venganza. A tal fin, y dado que el padre tiene información de primero mano, esto le permite a Soo-hyun, ir tras la pista de los posibles sospechosos, hasta que al final da con Kyung-chul.

Una vez que ambos se encuentren Soo-hyun le dará su merecido al malvado Kyun-chul, pero no lo mata de buenas a primeras, sino que lo que éste quiere es hacerlo sufrir, de la misma manera que lo hizo su amada antes de morir. Esto no es empresa fácil dado que el asesino, ni sufre ni padece, y no parece haber nada sobre la faz de la tierra que sea capaz de hacerle sentir dolor, de conmoverlo, en una actitud, la suya, en las antípodas de cualquier atisbo de culpa o remordimiento.

Esta senda de destrucción, esa sed inagotable de venganza, que sufre Soo-hyun parecer ser infinita, y nada de cuanto se le va ocurriendo para infringir daño a su víctima, logra aplacar su quemazón.

En ese juego del gato y el ratón, se nos van más de dos horas: intensas, brillantes, espeluznantes, repulsivas, en muchos momentos. Lo interesante es que si bien la película podría considerarse como algo gore, lo brutal, es que esto que vemos puede suceder, y de hecho sucede, que carniceros así hay en todos los rinconces del globo, que son una maldición contra la que no encuentra armas con las que luchar.

Encontré al diablo

Min-sik Choi, en la piel de Kyun-chul ofrece uno de los mejores malvados que haya visto (y no es porque no abunden) en una pantalla de cine. Lo que Kim Jee-woon, pergeña, sobre algo tan manido, universal y arcaico como la sed de venganza, es tan soberbio que no me que otra que recomendar esta película, no apta para todo los públicos, porque es salvaje en grado máximo.

1 comentario en “Encontré al diablo (Kim Jee-woon 2010)”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: