Gordos (Daniel Sánchez Arévalo, 2009)

GordosDirección y guión: Daniel Sánchez Arévalo.
Reparto: Antonio de la Torre (Enrique), Roberto Enríquez (Abel), Verónica Sánchez (Paula), Raúl Arévalo (Alex), Pilar Castro (Pilar), Adam Jezierski (Luis), Leticia Herrero (Sofía), Fernando Albizu (Andrés), María Morales (Leonor), Marta Martín (Nuria), Teté Delgado (Beatriz).
Producción: José Antonio Félez y Antón Reixa.
Música: Pascal Gaigne.
Fotografía: Juan Carlos Gómez.
Montaje: David Pinillos y Nacho Ruiz Capillas.
Dirección artística: Curru Garabal.
Vestuario: Tatiana Hernández.
España 2009

Qué mejor película para comentar un día como hoy, el día de la Lotería de Navidad, que “Gordos”.

La obesidad, o más que eso, el hecho de no estar a gusto con su obesidad, es lo que une al heterogéneo grupo de terapia que lleva Abel (Roberto Enríquez). Pero la obesidad no es la principal causa de los problemas de los protagonistas. En algunos momentos ellos pueden a llegar a pensar que sí, pero aunque estar gordos genere a su alrededor determinados comentarios o desate algunos hechos, no es ni mucho menos lo esencial en sus vidas, a las que pueden enfrentarse de la misma manera siendo delgados o gordos.

Y es que de sentimientos humanos y de la forma de afrontar los hechos a los que los protagonistas se ven obligados a enfrentarse, es de lo que trata la película, por eso se hace tan interesante y no llega a aburrir en ningún momento.

Además, las interpretaciones son geniales. Dirige Daniel Sánchez Arévalo y parte de los actores que aquí dirige ya le acompañaron en su anterior trabajo, Azuloscuroscasinegro. Antonio de la Torre es el que más destaca. Cual Robert DeNiro, se encarga de aparecer gordo y seboso en unos momentos y delgado y con fina figura en otros, como gran parte del reparto.

arévalo y de la torreRoberto Enríquez y Verónica Sánchez se encargan de poner la parte emotiva en la trama y su relación es la que aporta la mayor parte dramática a la historia, mientras que el resto de personajes se debaten en situaciones tragicómicas.

Ese es el aire que tiene la película, una especie de tragicomedia donde al fin y al cabo el sobrepeso de los protagonistas no llega a ser un problema tan grave. Les acucian otras muchas cosas pero en todas ellas, al igual que con la gordura, su problema es no saber asumirlo, ver problemas que podrían no serlo tanto si aprendieran a vivir con ello.

Y es que nuestra vida es precisamente así, muchas veces los problemas nos los creamos nosotros mismos, cuando perfectamente podríamos pasarlos por alto y evitarlos de esa manera. Pero en normalmente no es tan sencillo hacerlo como decirlo y por más que nos digan que no nos comamos la cabeza pensando en cosas que podrían no tener solución, suele ser más útil ver una mano tendida que nos ayude a andar el camino.

Enlaces | Web Oficial | IMDB

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: