Law Abiding Citizen (Ciudadano ejemplar 2009)

Law abidin citizenTítulo original: Law abiding citizen.
Dirección: F. Gary Gray. País: USA. Año: 2009. Duración: 109 min. Género: Thriller, drama.
Interpretación: Jamie Foxx (Nick Rice), Gerard Butler (Clyde Shelton), Colm Meaney (detective Dunningan), Bruce McGill (Jonas), Leslie Bibb (Sarah), Viola Davis (April), Michael Irby (Sean Garza), Gregory Itzin (Warden Iger), Regina Hall (Kelly), Emerald-Angel Young (Denise), Christian Stolte (Clarence).
Guión: Kurt Wimmer. Producción: Gerard Butler, Mark Gill, Robert Katz, Alan Siegel y Kurt Wimmer. Música: Brian Tyler.
Fotografía: Jonathan Sela.
Montaje: Tariq Anwar.
Diseño de producción: Alex Hajdu.
Vestuario: Jeffrey Kurland.

Esta es una americanada en toda regla. Visto las cantidades de dinero ingentes que se gasta el gobierno americano en seguridad, con un alud de agencias estatales dedicando capital humano, material y medios técnicos a mansalva a este asunto, resulta muy curioso que cualquier pelamingas sea capaz de poner en jaque al país, ya sea algo real, con el ataque a las Torres Gemelas, como en ficción, véase serie 24, donde es muy fácil hacerse con el control de los sistemas de seguridad, centrales nucleares, redes de suministro etc. Es todavía más gracioso ver como al final quien debe salvar la papeleta es un único hombre sea Bauer o José Antonio.

En esta película pasa algo parecido. Dos maleantes entran a robar en casa de una familia. Matan a la mujer e hija, y al marido lo dejan malherido. Tiene lugar el juicio y uno de los delincuentes va a la cárcel y el otro pasa un tiempo en la trena y luego queda en libertad, tras llegar a un acuerdo con el fiscal. En condiciones normales no pasaría nada, más allá del entendible mosqueo del padre de familia que constata que el sistema de justicia es una farsa.

El caso es que este padre de familia, es un tipo inteligente y con muchos recursos, de ahí que poco a poco vaya trazando un plan consistente en borrar de la faz de la tierra a todos aquellos que hicieron que el asesino de su mujer y de su hija pequeña pisase la calle antes de tiempo. Para ello e hilando con lo comentado al comienzo, este señor es capaz de poner en jaque a toda una ciudad, para desesperación de la alcaldesa, del fiscal y de todos los demás, que saben el final pero no en qué orden la palmarán.

Para que todo no se quede en una mera traca fallera, está el tópico planteamiento que le hará pensar al fiscal si hizo lo correcto, si debió pactar con el asesino o bien hubiera sido mejor haber hecho lo correcto y contentar al padre de la familia, aunque luego y habida cuenta de las imperfecciones del sistema judicial ambos maleantes quizá ni hubieran pisado la trena.

La pelícual tiene ritmo, y golpe (de efecto) a golpe se pasa el visionado en un plis plas. Gerard Butler, le va cogiendo el gusto a las películas de acción y tras 300, y Gamer, aquí ofrece un recital de muecas de quitarse el sombrero.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: