Los tres entierros de Melquiades Estrada (The three burials of Melquiades Estrada)

Los tres entierros de Melquíades EstradaDirección Tommy Lee Jones
Intérpretes Tommy Lee Jones (Pete Perkins)
Barry Pepper (Mike Norton)
Julio Cesar Cerdillo (Melquiades Estrada)
Dwight Yoakam (Belmont)
January Jones (Lou Ann Norton)
Guión Guillermo Arriaga
Fotografía Chris Menges
Música Marco Beltrami
Montaje Roberto Silvi
Año 2005
Nacionalidad USA-Francia

Tommy Lee Jones debuta en la dirección con esta interesante película en la que también actúa. El guión, uno de los elementos más importantes de la misma es de Guillermo Arriaga (autor de los guiones de Amores Perros y 21 Tommy Lee Jones gramos). Cuando el cuerpo del mexicano Melquiades Estrada aparece cubierto de tierra (el primer entierro) en medio de la nada, las autoridades deciden dar carpetazo al tratarse de un «espalda mojada» cuya muerte a nadie interesa ni concierne. Su mejor amigo, Pete (Tommy Lee Jones) tarda poco en descubrir que la muerte no fue casual, sino que se trató de un asesinato. Una vez conoce la identidad del asesino, Mike Norton (Barry Pepper) un agente de la policía transfronteriza, comienza un viaje sin retorno, con el cual quiere cumplir la última voluntad de su amigo, que era ser enterrado en México (en Jiménez), dónde había nacido. Para ello Pete y Mike han de ir donde lo han enterrado (segundo entierro), desenterrarlo y a lomos de un caballo cruzar la frontera para darle sepultura entre los suyos (el que será el tercer y definitivo entierro).

En la primera parte de la película vemos como Mike y Lou son un matrimonio joven que van vagando por los Estados Unidos tomando residencia donde las obligaciones laborales de Mike (agente de la frontera) le obligan. Al ir a parar a un pueblo de mala muerte en el sur de Texas, Lou (January jones), se desespera pues no hay nada que hacer, salvo entre cigarrillo y cigarrillo ir enhebrando las horas en la madeja del aburrimiento, en la típica cafetería donde sirven huevos revueltos y cafe aguachirriado, o ir de compras a un centro comercial. El trato que Mike dispensa a su mujer (la escena del polvo en la cocina, con el desinterés más absoluto por parte de ella es muy explícito, mientras ve en la televisión una telenovela en la que la protagonista le reprocha a su marido que ya nada es igual, que el encantamiento se acabó) es más propio de un animal que de una persona y deja claro el tipo de relación que mantienen. Muy lejos parecen quedar esos años del instituto en el que los dos eran una pareja «popular». Ahora todo eso es agua pasada.

Mediante flash-back vamos viendo las situaciones que antecedieron al asesinato de Melquiades; la relación que Pete mantiene con Rachel (la dueña de la cafetería que casada, mantiene relaciones esporádicas con Pete y con el Sheriff Belmont), los bailes que Melquiades se marca con la aburrida Lou.

Mike da muestras de su comportamiento violento a las primeras de cambio, cuando al avistar a unos mexicanos que tratan de cruzar la frontera, se ensaña con dos de ellos (un hombre y una mujer), a los que les cae a palos, llevándose la reprimenda de su compañero. Luego el asesinato de Melquiades de forma precipitada y casual (al creer Mike que le están disparando, mientras se la está meneando), hará que el destino, en forma del implacable Pete, le haga pagar lo por lo que ha hecho.

Tommy Lee Jones ( siempre he pensado que a este hombre le tendría que dar el papel de Inquisidor tocapelotas, ya que parece que se le da muy bien lo de perseguir gente como hizo en El Fugitivo, La presa, U.S. Marshals, Doble Traición), me ha sorprendido gratamente con este alegato a la convivencia pacífica entre gente que vive pegada la una a la otra (quien pudiera borrar las fronteras con solo los piés, Kutxi dixit), pero separados por una valla y por una frontera que echa por tierra las ilusiones y las vidas de muchas personas que dan su último aliento jugándoselo todo por cruzar la frontera y llegar a los Estados Unidos. (No somos diferentes, El Río Grande no separa estados de conciencia. Somos una misma raza y hablamos el mismo lenguaje. Estas son las palabras de Tommy en relación a su película). Pero ese respeto que Tommy muestra hace el pueblo mexicano a los que trata como lo que son, como personas, con su cultura y sus propios sueños, no le impide llevar a cabo una justa venganza, mostrándose duro e indiferente con la suerte de Mike, al cual trata de que este vea, que la gente que cruza la frontera, no son piezas de caza a las que abatir con una semiautomática. En ese viaje que Pete y el forzado Mike emprenden hacia México será una lección vital que permitirá que Mike vea a sus «enemigos» como unos iguales, que incluso son capaces de salvarle la vida, certificando en ese peregrinaje exterior e interior que son más cosas las que les unen que las que les separan.
La escena del abuelo ciego y desamparado que pide a Tommy que le pegue un tiro, que lo mate, porque su hijo nunca va a volver, es estupenda. Se lo pide a él y no a los agentes que les siguen la pista, porque ustedes son buenas personas dice el abuelo, como si la bonhomía de Pete flotara en el aire, por mucho que éste trate de proteger sus sentimientos bajo su rostro pétreo.

En el viaje no faltan sus momentos absurdos, como cuando al cadáver las hormigas empiezan a comerle la cara, y Pete sobresaltado debe prenderle fuego, para acabar con el festín de las hormigas. Además el muerto parece más propio de una película de terror (las escenas en las que vemos al muerto inducen más a la risa que a la compasión).
La fotografía es de gran belleza, con unos paisajes inhóspitos, de bellos desfiladeros, dunas desérticas y anocheres almibarados.
Tommy ha hecho una película encomiable, con un trabajo de dirección y de actuación notable, en la que destacan la interpretación de Melissa Leo (Rachel) y de un sufrido Barry Pepper , con un guión bien trenzado, en el que nunca sabemos si en algún momento Pete perderá la paciencia.

Los tres entierros de Melquíades Estrada IMDB | Página oficial

Advertisements

1 comentario en «Los tres entierros de Melquiades Estrada (The three burials of Melquiades Estrada)»

  1. Opera prima de Tommy Lee Jones y para mi, una película bastante interesante. Así pués el bueno de Tommy nos mete en el cuerpo de un tal Melquiades enterrado en pleno desierto… Una película, digo yo que va ganando en interés a medida que avanza, puesto que al principio parece que la cosa te va a decepcionar, puesto que la historia es algo lenta, ya que te lo va explicando a través de idas y vueltas, pero que como digo a partir de la media hora de metraje la historia te empieza a enganchar. La película tiene más bien un aire de western crepúscular, y nos introduce en un drama fronterizo, que te recuerda a algunas de las películas de Peckinpah. Buenas interpretaciones con un Barry Pepper, en un papel para mi, muy dificil, pero que lo saca adelante, y el propio Tommy también muy metido en el suyo. Cuenta con una buena fotografía, y una bellísima banda sonora, muy representativa. En fín, buen debut como director, parece que últimamente, los buenos actores quieren dirigir buenas películas (que la cosa para bien siga así), ya que todos a la larga saldremos ganando. Saludos!!!

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: