Malditos Bastardos (Inglourious Basterds, 2009)

Malditos BastardosDirección y guión: Quentin Tarantino.

Reparto: Brad Pitt (teniente Aldo Raine), Diane Kruger (Bridget Von Hammersmark), Mélanie Laurent (Shosanna Dreyfus), Christoph Waltz (coronel Hans Landa), Michael Fassbender (Archie), Daniel Brühl (Frederick Zoller), Eli Roth (Donny), B.J. Novak (Smithson), Til Schweiger (Hugo Stiglitz), Gedeon Burkhard (Wilhelm Wicki), Julie Dreyfus (Francesca Mondino).

Producción: Lawrence Bender.

Fotografía: Bob Richardson.

Montaje: Sally Menke.

Diseño de producción: David Wasco.

Vestuario: Anna B. Sheppard.

USA, alemania, 2009

Tarantino es un tipo que ya con su primera película, Reservoir Dogs, se ganó a un alto número de incondicionales. Con las siguientes éstos fueron aumentando, al igual que su caché, llegando inusualmente pronto a un estatus en el que ha podido hacer lo que ha querido con sus producciones, fuera del corsé del cine americano de los grandes estudios, el conocido como Star System.

De aquellos barros salieron estos lodos, y así Tarantino, años después de aquello se ha atrevido a realizar una película histórica. ¿Quién dijo histórica? No, que nadie se confunda. A pesar de la ambientación en la segunda guerra mundial y del tema de los nazis, lo único que aparece en la película son algunos personajes históricos, retratados de forma histriónica y sin ningún rigor histórico.

La chica de la peliA pesar de que él mismo se diga en boca de su protagonista Brad Pitt que esta puede que sea su obra maestra, yo creo que ni mucho menos. La mordacidad de diálogos y escenas de lucha anteriores, las acciones desternillantes o inverosímiles que pueblan su corta filmografía no tiene en Malditos Bastardos su punto culminante en tantos aspectos como para resultar su mejor trabajo.

En cualquier caso, Tarantino ha hecho una vez más lo que le ha dado la gana y consumar su particular venganza contra esos nazis, siempre malos, a los que Brad Pitt y sus Malditos Bastardos les dan para el pelo.

Y es que de eso trata la película, de una cuadrilla de soldados americanos descendientes de judíos cuya única misión en territorio francés es matar tantos nazis como puedan y a los que el estreno de una película en un cine parisino les pone en bandeja la ocasión de realizarlo, a lo grande.

El chico maloEse transfondo del mundo del cine da pie a Tarantino a poblar su película de aún más referencias cinéfilas. Muchas de ellas son títulos que aparecen en posters o películas que se nombran en diálogos. Otros pasarán más desapercibidos porque es difícil seguir los gustos de Tarantino. Y otros serán más evidentes, aunque el mayor referente son los spaghetti westerns de los que la película copia la estructura y de las que toma prestadas varias canciones para la banda sonora. Incluso de las películas de gansters toma prestados al final a Brad Pitt imitando al Padrino y uno de sus secuaces al Tony Montana de Scarface, el Precio del Poder.

Al contrario que a mi colega Popeye Doyle, las 2 horas y pico de duración no se me hicieron para nada largas. Aunque en algunos momentos la película decaiga, sobre todo cuando hay diálogos que no tienen la mordacidad acostumbrada en Tarantino. Los momentos hiperviolentos y unos cuantos buenos puntos equilibran la balanza, aunque Tarantino debería esmerarse algo más en sucesivos trabajos. Actualmente una de sus metas es pasárselo bien y a buen seguro que lo está consiguiendo, pero algo más de su originalidad anterior, no nos vendría mal.

Anteriormente en Cuak | Malditos Bastardos | Celébrities: Tarantino | Mona Lisa según Tarantino | Tarantino vs. Federer | Tarantino en CSI

Otras de Tarantino | Planet Terror | Death Proof | Kill Bill | Pulp Fiction

Web Oficial | Inglés

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: