Mare nero (Roberta Torre, 2006)

Mare nero Roberta Torre 2006Titulo original: Mare nero
País: Italia, Francia
Año: 2006
Genero: Drammatico, Romantico
Duración: 83 minutos Dirección: Roberta Torre
Guión: Roberta Torre, Heidrun Schleef
Fotografia: Daniele Ciprì Montaggio: Jacopo Quadri
Escenografia: Annalisa Mucci
Vestuario: Alberto Spiazzi
Banda sonora: Shigeru Umebayashi
Interpretes: Maurizio Donadoni, Luigi Lo Cascio, Anna Mouglalis, Andrea Osvárt, Massimo Popolizio

A menudo hay condicionantes que nos impelen a ver un film. En esta ocasión era la presencia del actor italiano Luigi Lo Cascio (I centi passi, Buongiorno notte, La meglio gioventú, La bestia nel cuore), uno de mis favoritos, que esta vez no tiene oportunidad de lucirse. El protagonista es un inspector de policía, con quien se ha mudado a vivir recientemente una atractiva agente inmobiliaria francesa, a quien le toca resolver el caso de asesinato de una joven que practicando una actividad sexual de alto riesgo muere durante la misma.

Como el inspector es un profesional de tomo y lomo debe adentrarse en un ambiente sórdido, donde se dan los intercambios de parejas, y actividades sexuales ligadas a la dominación y al dolor que el inspector repudia tanto como gusta de ellas. Ante esta tesitura nuestro policía se debate en un cuerpo a cuerpo entre el quiero y no debo, caminando por la fina linea sinusoidal de la locura, a punto de perder la razón, y abandonarse a actividades inhumanas.

A su lado la mujer que le secunda es un mero sparring, que recibe sus sacudidas dialécticas entre sollozos. Me viene en mente Eyes Wide Shut, de Kubrick en cuanto a la sordided de la puesta en escena, con esa fotografía muy a tono. En aquella había una historia, en Mare Nero, no hay tal. Los delirios se juntan con los excesos, y las muecas con las miradas al vacío para alumbrar una película la cual a pesar, y a Dios gracias, de su escasa duración, ni si quiera 80 minutos me ha comenzado a aburrir cuando no llevaba mi media hora.

Una pena por Lo Cascio que hasta ese momento había escogido con tono los papeles y me pregunto qué pinta la actriz Anna Mouglalis (Romanzo Criminale) en una papel tan tontorrón como este, más allá de salir en cueros en unas cuentas escenas, para demostrar al espectador que tiene un tipo estupendo.

La directora, Roberta Torre, desde 2006 que rodó Mare Nero, ha hecho un par de documentales y ha estrenado con éxito en 2010, I baci mai dati.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: