Retorno a Hansala (Chus Gutiérrez, 2008)

Retorno a HansalaDirección: Chus Gutiérrez.
Reparto: Farah Hamed (Leila), José Luis García Pérez (Martín), Antonio de la Torre, Cuca Escribano, Antonio Dechent, Sebastián Haro, César Vea, Miguel Alcíbar.
Guión: Chus Gutiérrez y Juan Carlos Rubio.
Producción: Carlos Santurio, Antono Pérez y Chus Gutiérrez.
Música: Tao Gutiérrez.
Fotografía: Kiko de la Rica.
Montaje: Fernando Pardo.
Diseño de producción: Sandra de la Torre.
España 2008

A pesar de estar nominada a 3 premios Goya, que se entregarán esta misma semana, poca es la publicidad que se ha dado a esta película española que trata sobre el drama de la inmigración en nuestro país.

Los créditos iniciales nos muestran la imagen subjetiva de un ahogamiento vivido en primera persona. Poco después vemos una tragedia repetida una y otra vez, la de los inmigrantes que se dejan la vida intentando pasar el estrecho. Una patera ha naufragado y tras el fatídico accidente la playa aparece llena de cadáveres.

La película trata sobre este drama de la inmigración. En concreto se centra en Martín, que debido a su trabajo en una funeraria acude a recoger los cuerpos encontrados en la playa. Allí uno de los cadáveres todavía encuentra un teléfono. Es entonces cuando entra en contacto con una joven, Leila, hermana de uno de los fallecidos.

los cadáveres tantas veces vistosMartín pasa por apuros económicos en el trabajo, están a punto de embargarle el tanatorio, se está separando, tiene una hija adolescente y el mundo se le viene encima día a día.

Leila es una marroquí que a pesar de llevar 5 años en España se siente muy sola, vive en un piso compartido con un montón de compatriotas y no tiene dinero para pagar los servicios funerarios. Ha de ir a enterrar a su hermano a su pueblo, donde sus padres ni siquiera saben que intentaba ir a España. También se le viene el mundo encima.

Así las cosas Martín se embarca con ella en un viaje hasta Hansala, en Marruecos, donde ella ha prometido pagarle la parte que aún le debe. A pesar de que le dice que allí le pagará el dinero, la verdad es que la humildad de su familia hace que las cosas no sean tan fáciles, pero Martín aún no lo sabe.

Empiezan con problemas en la frontera. Los problemas se multiplican al estar en pleno Ramadán y según se adentran en el país debido al pillaje. A pesar de todo, de los momentos malos y las discusiones entre ambos, llegan a conocerse un poco mejor y establecer lazos afectivos.

El recibimiento que Martín encuentra en Hansala y lo que allí vive no se lo espera. El pueblo le acoge como uno más de ellos y le hace participar de todos sus actos, a pesar de que él no se entera de nada. En un principio está reticente, pero poco a poco se adapta, qué remedio, deseando abandonar el lugar cuanto antes pero al mismo tiempo conmovido por lo que ve y vive. Como tiene que arreglar su furgoneta no tiene otro remedio que quedarse unos días allí. A pesar las pocas comodidades, le acaba cogiendo gusto a esas gentes, humildes pero que comparten lo poco que tienen y particularmente a un joven que sueña con viajar a España y está dispuesto a cualquier cosa para hacerlo.

MartínUna de las cosas que hace Martín es llevar a Marruecos la ropa de los fallecidos, para ver si alguien reconoce las de su gente. La idea funciona y tristemente varias personas reconocen prendas de familiares, pero los 3.000 euros que les cuesta tenerlos de vuelta es una fortuna para ellos. Por eso y por otras vivencias de su corta estancia allí, la vida de Martín no volverá a ser la misma tras volver a Los Barrios, donde vive.

Retorno a Hansala nos describe una historia conmovedora en la que se nos muestra la cara de la inmigración desde el otro lado, desde los pueblos pobres cuyos jóvenes deben emigrar para poder ganarse la vida porque no tienen nada en sus lugares de origen.

La historia de por si es ya interesante, pero hay que añadir la buena interpretación de los 2 protagonistas, Farah Hamed, nominada al Goya como Mejor Actriz Revelación, que tendrá difícil llevarse, y José Luis García Pérez, que últimamente está bastante activo, que consiguen unos personajes emotivos a pesar de tener poco de originales, pero es que a la historia no le hace falta, ya que retrata personas normales.

Decir que está parcialmente basada en hechos reales no es dar mucha información al respecto, lo podemos suponer, pero en el pueblo de Hansala, donde realmente está rodada la película, vivieron en su momento una historia similar las mismas gentes que podemos ver ahora delante de la cámara.

Enlace | IMDB

Advertisements

1 comentario en «Retorno a Hansala (Chus Gutiérrez, 2008)»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: