Seduciendo a un extraño crítica película

Seduciendo a un extraño cartel películaDirección: James Foley. País: USA.
Año: 2007. Duración: 109 min.
Género: Thriller.
Interpretación: Halle Berry (Rowena Price), Bruce Willis (Harrison Hill), Giovanni Ribisi (Miles Haley), Gary Dourdan (Cameron), Richard Portnow (Narron), Florencia Lozano (teniente Tejada), Nicki Aycox (Grace)
Guión: Todd Komarnicki; basado en un argumento de Jon Bokenkamp.
Producción: Elaine Goldsmith-Thomas.
Música: Antonio Pinto. Fotografía: Anastas Michos.
Montaje: Christopher Tellefsen. Diseño de producción: Bill Groom.
Vestuario: Renee Ehrlich Kalfus

Creo que recordar que en su estreno anunciaron la película como un tórrido thriller. Con Halle Berry y Bruce Willis como pareja protagonista el morbo estaba asegurado. Tras su visionado diré que nada hay de tórrido o erótico en esta película. Lo más que se ve es Halle Berry desnuda de espaldas (de la cintura para arriba) mientras se viste.

Seduciendo a un extraño es la típica película con un final que trata de sorprender al espectador, mostrándonos un inopinado asesino. Rowena Price es una periodista que trata de hacerse famosa a costa de sacar a luz los trapos sucios de la gente. Cuando ya se ve con el Premio Pullitzer bajo el brazo, merced a una investigación de seis meses, tras la cual logrará desvelar la homosexualidad de un senador, todo se queda en agua de borrajas, pues alguien poderoso vela por la integridad del Senador y en el periódico llegan a un acuerdo para dejar las cosas en su sitio.

Rowena despechada al ver desbaratarse sus planes, sigue en sus trece de desvelar los secretos de los demás. En el metro se topa con Grace, a la que conoce desde su más tierna infancia. Le cuenta, su amiga, que se lo monta con Harrison Hill (Bruce Willis), afamado publicista, pero que él pasa de ella, después de haberse pegado unos cuantos revolcones.

Una semana después Grace aparece asesinada. Rowena cree entonces que él es el culpable y se dedica en «cuerpo» y alma a demostrar la implicación de Harrison en el crimen. Para ello logra entrar a trabajar en su empresa y Harrison que le gustan las mujeres más que a un niño un caramelo, enseguida le echa el ojo y luego los tejos.

A todo esto Rowena cuenta con la ayuda de Miles, también periodista y muy diestro con los ordenadores, que está enamorado de ella y la convierte en su objeto de deseo virtual.

La trama se desarrolla sin el menor apasionamiento, ni siquiera hay un encontronazo sexual como es de esperar entre Rowena y Harrison y todo se queda en leves caricias y algo de cháchara. El guionista quiere demostrar lo hábil que es y nos mete de refilón un final inesperado, al tiempo que nos hace revivir de nuevo pasajes de la película, para que nos demos cuenta de que las piezas encajan y por qué se suceden así las cosas.

Poco aportan los diálogos que son mero relleno, abusando de los momentos en que los personajes chatean y una realización plana, sin el menor mordiente y atractivo, que hace naufragar la película en las arenas del aburrimiento desde su inicio, gracias a la pereza narrativa de su director James Foley (Confidence).

Como curiosidad apuntar que sale en la pelicula Gary Dourdan (Cameron), el guapo de CSI Las Vegas.

Nada veo reseñable en esta película para hacerla recomendable, pues lejos de divertir y entretener aburre.

Halle Berry en Cuak | Catwoman | Swordfish | Muere otro día | X-Men 3, La decisión final | Beso de Adrien Brody a Halle Berry

Bruce Willis en cuak | 16 calles | Hostage | Pulp Fiction | Lágrimas de sol | El caso Slevin | Bruce Willis vs Hilario Pino | La jungla de cristal 4

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: