Tesis sobre un homicidio (Hernán Goldfrid 2013)

Tesis sobre un homicidio cartel películaPelícula: Tesis sobre un homicidio. Dirección: Hernán Goldfrid. Países: España y Argentina. Año: 2013. Duración: 106 min. strong>Género: Thriller. Interpretación: Ricardo Darín (Roberto Bermúdez), Alberto Ammann (Gonzalo), Calu Rivero (Laura), Arturo Puig (Hernández). Guion: Patricio Vega; basado en la novela de Diego Paszkowski. Producción: Diego Dubcovsky y Gerardo Herrero. Música: Sergio Moure de Oteyza. Fotografía: Rodrigo Pulpeiro. Montaje: Pablo Barbieri. Diseño de producción: Mariela Rípodas. Vestuario: Cristina Rodríguez. Distribuidora: Universal Pictures International Spain.

Hacía tiempo que no veía una película tan mala, tan desastrosa, tan aburrida, tan sosa. Me pregunto si a medida que se va rodando la película y ésta se va visionando antes de su estreno, nadie (director, actores, productores ejecutivos, guionistas, etc.) pone el grito en el cielo ante semejante trullo.

Es imposible ganar dinero con un producto similar, imposible pagar 8 euros para ver una película tan horrenda. El reclamo publicitario consiste en decirnos que Tesis sobre un homicidio comparte los productores que El secreto de tus ojos (película muy notable). ¿y?. Si los productores pensaban que esta película valía la pena y decidieron apostar por ella, erraron de lleno.

Como thriller psicólogico Tesis para un homicidiio no funciona para nada. Resulta trabada desde su comienzo, no coge fuelle en ningún momento y su final exaspera.

¿De qué va?. Un profesor de derecho, Roberto (Darín) imparte un seminario, un doctorado, para otros recién licenciados que quieren enriquecer su currículo. Entre los alumnos está Gonzalo, hijo de un amigo de Roberto.

Mientras Roberto imparte una clase, una joven es brutalmente asesinada, y su cuerpo aparece frente al campus.

Roberto no puede menos que hocicar en la investigación, intentando saber qué es lo que ha pasado. Esto le lleva nada menos que a pensar que el asesino de la chica es Gonzalo, al cual está claro que le tiene ojeriza, quizá porque es más joven, más alto, más fuerte, más sano, inteligente, soberbio, prepotente, culto, independiente, etc. O al menos así se nos presenta el personaje de Gonzalo.

Roberto tratará de demostrar que Gonzalo es el culpable del crimen de la chica y ahí comienzan todos los males del film. No hay química entre los personajes. Cuando Roberto y Gonzalo se juntan, algo chirría, todo resula impostado, metido con calzador. Nos cansamos dever los ojos de los protagonistas, sus miradas cansadas (la de Gonzalo). No entiendo esa fijación con los rostros.

Y no pasa mucho más. Esos detalles o pistas que Gonzalo va dejando le permiten a Roberto volverse tarumba, apenas dormir, ir degenerando en una obsesión, con la esperanza de que esos detalles se conviertan en evidencias sólidas, pruebas fehacientes.

Si además el final resulta abierto, lo anterior todavía resulta más sonrojante. Pensaba que la tesis que Gonzalo escribe tendría algún penso en la historia. Me equivocaba.

El trailer de Tesis sobre un homicidio es infinitamente mejor que la película. Veanlo si les place y evítenses perder 106 minutos con este bodrio. Ricardo Darín como siempre está solvente. Ammann hace el peor papel hasta el momento. La chica Calu Rivero, exaspera por su languidez.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: