Thai-Dragon (Tom-Yum-Goong 2005)

Thai-dragon Tony JaaDirección Prachya Pinkaew
Intérpretes Tony Jaa (Kham) Petchtai Wongkamlao «Mom Jokmok» (Mark)
Charlie Yeung (Ho Yee) Xing Jing (Madam Rose) Johny Nguyen (Johny)
Guión Kongdej Jaturanrasamee
Prachya Pinkaew
Fotografía Nathawut Kittikun
Música Zomkiat Ariyachaipanich
Montaje Marut seelacharden

Tony Jaa es capaz de rizar el rizo en las escenas de acción que acomete. Si en su anterior trabajo, Ong- Bak, Tony Jaa (que vuelve a trabajar bajo las órdenes de Prachya Pinkaew) debía dejar su pequeña aldea e ir en busqueda de un busto de Buda que les habían sustraido, en esta ocasión, deja su pueblo y se va nada menos que a Sidney (Australia), dado que unos maleantes les roban a él y a su padre un par de elefantes (animal que Tailandia es un símbolo muy apreciado).
Tony Jaa deja claro que hoy por hoy es el Rey de las artes marciales, (en el recuerdo queda el soso de Van Dame y el acartonado Steven Seagal y a la vista de que Jet Li le da por hacer películas con trasfondo, como Danny the dog) capaz de ejecutar como nadie unas coreografías de gran estilismo que dejan con la boca abierta. La escena en la que ha de lidiar con diferentes personas, unos montados en moto, otros en bicicletas, otros sobre patines e incluso uno sobre un quad, es un derroche de adrenalina, donde Jaa es capaz de llevar a cabo las más inverosímiles volteretas.
Como hacía Van Dame en sus películas, Jaa se rodea de luchadores de prestigio como Johnny Nguyen, Nathan Jones (luchador de la WWA) y Jin-Xing los cuales le dan una buena somanta de palos al bueno de Jaa. La trama es lo de menos, solo un pretexto para el lucimiento de Jaa, que acomete escenas del tirón, como la que lleva a cabo en un edificio de cuatro plantas en el que va quitándose del medio a todo aquel que se cruza en su camino. La última media hora es de traca, es demasiado, por momentos en lugar de una película, pareciera que estuviéramos jugando a un videojuego, en una de las escenas despecha a más de cincuenta tipos que se le van presentando de uno en uno. Ahí ya carga un poco porque es todo el rato más de lo mismo, sin apenas variación, Jaa pasa entonces a ser el quebrantuesos y el rompe tendones.

Para el amante de las artes marciales será una delicia, y para el que vaya con la idea de ver una película de acción, aquí hay para dar y regalar.

Thai-Dragon IMDB | Página oficial

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: