The Matrix Revolutions (2003)

Matrix RevolucionesDirección y guión: Andy Wachowski y Larry Wachowski
Reparto: Keanu Reeves – Neo, Laurence Fishburne – Morfeo, Carrie-Anne Moss – Trinity, Hugo Weaving – Agente Smith 2.0, Jada Pinkett Smith – Niobe, Monica Bellucci – Persephone, Lambert Willson – Merovingio, Harold Perrineau – Link, Nona Gaye – Zee, Harry J. Lennix – Lock, Clayton Watson – The Kid, Matt McColm – Agente Thompson, Daniel Bernhardt – Agente Jonson, Christine Anu – Lazarus, Sing Ngai – Seraph, Mary Alice – Oráculo, Anthony Wong – Ghost, Lachy Hulme – Sparks
Fotografía: Bill Pope
Montaje: Zach Staenberg
Vestuario: Kym Barrett
USA 2003

Sabía que esto iba a pasar. Vi las 2 primeras partes de Matrix en el cine, por lo tanto hace ya más de 4 años de ello. Casi ni recordaba como había acabado la segunda, que muchos efectos especiales, muchas carreras, pero no recuerdo que saliera emocionado precisamente de ella. Tampoco excesivamente de la primera, he de decirlo.

En fin, que con estas expectativas, era fácil que Matrix Revolutions no me fuera a parecer una maravilla, y cuanto más pasara el tiempo, peor. Pero aun así, he ido dejándolo pasar hasta que al final me he decidido a verla. Y los “presagios del oráculo” se han cumplido. Me ha parecido bastante sin sentido.

No sé ni qué hacía Neo en esa estación llamada Mobil Ave, que, dicho sea de paso, Mobil es un anagrama de Limbo, muy apropiado para el lugar en que se encontraba. Y ahí es donde empieza la película, en esa estación entre 2 mundos a la que no les cuesta mucho llegar para salvarlo.

LuchaA partir de ahí todo se centra en salvar la ciudad de Sion del ataque de las máquinas, y como dice la profecía, sólo puede ser Neo el que lo haga.

De lo primero que se echa falta en la película es acción entre los personajes, como los tiroteos o las luchas que había entre ellos en las anteriores. Es curioso que en los tiroteos tienen un porcentaje de acierto de un 0.000001, para pegarle un tiro a uno tienen que hacer miles de disparos. Hay una de esas escenas al principio, pero la siguiente no llega hasta llegar a la hora de película. Eso sí, a partir de entonces no paramos de ver bichos realizados por animación que andan a toda velocidad y las escenas de la defensa de la ciudad, que son para mi gusto excesivamente rápidas, no te enteras de nada de lo que pasa.

Luego está la lucha final entre el agente Smith y Neo (me recuerda a Como Ser John Malkovich), que a pesar de ser similar a otras que ya hemos visto, le falta algo, no tiene la emoción de otras, por no decir que el final es más previsible que un contra análisis por dopping.

KeanuEn lo que es el desarrollo de la historia, en toda la trilogía se mezclan aspectos existencialistas. Será que la filosofía nunca ha sido mi punto fuerte ni me ha atraído lo más mínimo escuchar los desvaríos que a cada iluminado se le ocurren sobre la vida que hay después de la muerte, la materia de la que está hecha el alma y cosas por el estilo, que, sean ciertas o no, no pueden llevarnos más allá de divagaciones que no se pueden comprobar. Por eso me aburre toda esa subtrama filosófica que hay detrás de Matrix. Si además sumas las referencias religiosas, con ese nuevo Jesucristo que es Neo, la historia me la refanfinfla. Que si Morfeo es creyente, que si el consejo no cree…

Comparando las 3 partes creo que la primera tenía más contenido y la segunda más acción. Esta es un cierre muy forzado (y, todo sea que en unos años no tengan nuevas ideas, que veremos en nuestras pantallas Matrix 4 como hay Dios, Deus ex maquina, en este caso.

Viuda NegraA pesar de que desde un principio estaba estructurada como una trilogía (o así nos lo vendieron), da la impresión de que cada una de las pelis las hayan ideado por separado a la carrera. En la primera estaba la idea original, en la segunda pudieron hacer lo que quisieron, metiendo más acción, y en la tercera tenían que dar un cierre más o menos creíble a la saga y no se molestan en desarrollar mucho más ni la historia ni los personajes. Es más oscura y lúgubre, pero no aporta nada nuevo en ningún sentido, sino que se limita a, más o menos, cerrar las tramas abiertas.

Sobre las interpretaciones, no se me ocurre nada que decir. El oráculo, la actriz que la interpretaba, falleció durante el rodaje, por lo que ahora tiene un nuevo rostro. También falleció la cantante y actriz Aaliyah. Para su papel, el de Zee, se barajaron diferentes nombre, pero al final la elegida fue la hija de Marvin Gaye, Nona Gaye. Pena que no salga un poco más Monica Bellucci. La Bellucci ha sido un buen fichaje. La Bellucci siempre es un buen fichaje, pero ¿dónde se mete en esta tercera parte? Nos deja una vez más con la miel en los labios.

Como dice la película, todo principio, tiene un final.

Enlaces | Oficial | IMDB | Warner

1 comentario en “The Matrix Revolutions (2003)”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: