The Wrestler (El Luchador, 2008)

The WreslerDirección: Darren Aronofsky.
Reparto: Mickey Rourke (Randy Robinson), Marisa Tomei (Cassidy), Evan Rachel Wood (Stephanie), Ernest Miller.
Guión: Robert Siegel.
Producción: Darren Aronofsky y Scott Franklin.
Música: Clint Mansell.
Fotografía: Maryse Alberti.
Montaje: Andrew Weisblum.
Diseño de producción: Timothy Grimes.
Vestuario: Amy Westcott.
USA 2008

Siguiendo en la semana de la recta final de la carrera por los Oscar, cuando todo está ya decidido, no quería dejar pasar la oportunidad de ver una de las películas de las que más se ha hablado de cara a estos premios.

A pesar de que sólo tiene 2 nominaciones, una de ellas es cuando menos sorprendente. Por supuesto me refiero a la de Mickey Rourke, protagonista de la película y de la historia que cuenta. Una vez vista creo que es muy merecida, hace un trabajo de los que logra transmitir emociones al público, que es de lo que se trata en esa profesión de actor.

Rourke en acciónSu personaje es un antiguo luchador de lucha libre, Randy “The Ram” (el carnero), que tras vivir su época dorada 20 años atrás, malvive actualmente como puede, en exhibiciones de lucha minoritarias, trabajando en un supermercado y frecuentando clubs de streaptease.

Su vida personal es también un desastre. Hace años que no tiene trato con su hija, que le odia y los intentos de acercamiento hacia ella acaban en desastre. Se siente solo y únicamente encuentra compresión en una streaper (Marisa Tomei) que lucha entre considerarle como un cliente o como algo más, lo que él pretende.

Ellos dos están muy cerca el uno del otro, forman parte de un espectáculo, son la cara visible que han de darle al público lo que quiere, les guste o no. El apoyo que se brindan mutuamente no es suficiente para que surja la chispa, pues los dos están muy condicionados por sus circunstancias. Aún así lo llevan lo mejor que pueden para salir adelante.

Además a Randy se le une el requerimiento físico que requiere su trabajo. Cuando sufre un infarto y han de hacerle un bypass, parece que todo está acabado, pues a eso se une su decadencia física general, pero aún así seguirá luchando por una última oportunidad.

Rourke y TomeiCasi como si fuera un reflejo de su propia vida, Mickey Rourke interpreta a un luchador que intenta salir adelante en un trabajo que hace años le dio la espalda. A sus 56 años, hay que decir en honor a la verdad que nunca llegó a ser considerado como un buen actor, pero el éxito de algunas de sus películas, sobre todo 9 Semanas y Media, le dio popularidad y pie a llevar una vida de excesos en decadencia.

Como la del propio Rourke, esta es una historia más de un antihéroe luchando por salir adelante, un perdedor que de poder tenerlo todo ha pasado a no tener casi nada y luchar por lo poco que le queda, agarrándose al último atisbo de gloria que consigue volver a vivir y sueña con mantener.

De momento el personaje le ha dado a Rourke las mejores críticas de su carrera y los premios que nunca consiguió, entre ellos el Globo de Oro y el Bafta, lo que deberían ponerle en una buena posición de cara al Oscar. Parece ser el único que puede aguarle la noche a Sean Penn el favorito.

Evan Rachel WoodMarisa Tomei es la actriz que ha conseguido también con su personaje una nominación como mejor actriz secundaria. Parte con escasas posibilidades de ganar, pero precisamente a ella no le pueden hablar de favoritismos, pues sin partir como favorita, ganó en 1993 con Mi Primo Vinnie. Es su tercera nominación y es de destacar lo bien que se conserva físicamente, a sus 44 años.

Ellos son los dos grandes protagonistas y comparten pantalla, además de con bastantes luchadores profesionales, con la joven Evan Rachel Wood, que interpreta a la sufrida hija del protagonista. Esperamos en breve verla también a ella entre los nominados al Oscar.

En Cuak Anteriormente | El Luchador

Advertisements

1 comentario en «The Wrestler (El Luchador, 2008)»

  1. Me pareció una gran película, con un buen retrato de la soledad del perdedor de fondo. Una historia de oportunidades perdidas y de derrota inexorable. Mickey Rourke sobresaliente, teniendo en cuenta (o ayudado por) lo desligado que se hallaba de la élite de las pantallas actuales.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: