A Tom Cruise no le quieren

Tom Cruise el que fuera niño mimado de Hollywood, venerado por crítica y público ha recibido un severo varapalo de la productora Paramount con la que venía colaborando estos últimos años. Las excentricidades del actor han tenido mucho que ver en la decisión tomada por la productora, que ha decidido no renovarle el contrato al actor. ¿Por qué?. «Su comportamiento en los últimos tiempos es inaceptable». Éstas son palabras textuales del presidente de la compañía. Mucho tuvo que ver su histriónica actuación el el Show de Oprah Winfrey, en el que daba saltos sobre la silla, proclamando a los cuatro vientos, su desmesurado amor por la también actriz Katie Holmes, que lo ha hecho padre, y cuya niña es un misterio. Pocos han podido verla, pero con unas condiciones muy curiosas: No podrán hablarla, tocarla, ni fotografiarla. El hecho de que Cruise haya manifestado publicamente su adhesión a la Cienciología a la que defiende a capa y espada tampoco le ha beneficiado. Resumiendo los dos mil millones de euros que les ha hecho ganar Tom Cruise en estos catorce años a la Paramount no ha sido argumento suficiente para seguir contando con sus servicios,

Vía | Devaneos

Advertisements

1 comentario en “A Tom Cruise no le quieren”

  1. Tom Cruise se está buscando su propia ruina. Da la sensación de que le ha ido la olla. Yo creo que la culpa es de Penélope Cruz, envío al Nacho Cano al budismo y a Tom Cruise a la cienciología. Esta pilla a Nacho Vidal y lo hace meterse a franciscano.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: