Una palabra tuya (2008)

Una palabra tuya cartel películaDirección: Ángeles González-Sinde.
País: España. Año: 2008. Duración: 98 min. Género: Tragicomedia.
Interpretación: Malena Alterio (Rosario), Esperanza Pedreño (Milagros), Antonio de la Torre (Morsa), María Alfonsa Rosso (madre de Rosario), Luis Bermejo (Lorenzo), Marilyn Torres (Tete), Chiqui Fernández (Palmira), Juan Sanz (padre de Rosario).
Guión: Ángeles González-Sinde; basado en la novela de Elvira Lindo.
Producción: José Antonio Félez y Antón Reixa.
Música: Julio de la Rosa.
Fotografía: David Omedes.
Montaje: Fernando Pardo.
Dirección artística: Peio Villalba y Satur Idarreta.

Elvira Lindo es una escritora pegada a la realidad como demuestra a menudo con sus artículos y libros. Sus buenas dotes como observante le permiten captar lo que le rodea con sutileza. Ángeles González-Sinde (La suerte dormida) encargada del guión y dirección de la película trata de plasmar lo recogido en el libro homónimo de Elvira Lindo en este drama. Los personajes son gente corriente, vulgar, acosados por su pasado, con un presente chungo y un porvenir poco halagüeño, ideal por tanto para acabar deprimidos en una crisis como la presente.

Las protagonistas son dos amigas, que tras ir juntas al instituto luego se pierden la pista hasta que un buen día mientras una hace tiempo en una parada, la otra llega con el taxi, para poco después crear entre ellas un vínculo de amistad. Milagros es quien conduce el taxi de su tío, sin licencia, sin apenas coger clientes, la cual ve en Rosario una forma de vivir a través de ella, llegando a resultar un poco cansacuerpos, como se lo hace saber Rosario.

Milagros está sola en el mundo. No tiene más familia que su tío enfermo y ve en Rosario una persona en la que volcarse. Rosario a su vez vive atormentada por su pasado. Su padre las abandonó, a ella y a su hermana cuando eran niñas, y ahora ya a adulta cuida de su madre, la cual va perdiendo la cabeza hasta que luego muera.
Milagros a su vez tampoco lo tuvo fácil. Su madre murió de sobredosis y siempre estuvo sola, con una sensibilidad no propia de este mundo, que la hacen sufrir por todo, al tiempo que tiene una fuerza interior que le hacen poner al mal tiempo buena cara, al menos durante un tiempo, hasta que finalmente tenga que tirar la toalla.
Cierra el triángulo Morsa, compañero de trabajo de ambas (curran como barrenderas para una contrata del Ayuntamiento), con el que… tiene una affaire, pero con el que no quiere compromiso, pues como le hacen ver, Rosario sólo vive para sí misma, sin querer dar nada a los demás.

Comienza la película con las dos amigas yendo a enterrar un gato de Rosario, para desquiciamiento de Morsa, que esta hasta las narices de ambas. A medida que tiene lugar el viaje, se va retrocediendo en el tiempo para que veamos cómo se reencuentran las amigas, como su amistad se pone en peligro, y qué es ese “gato” que llevan en la caja.

Lo más destacable de esta sincera película es la labor de sus intérpretes, tanto Malena Alterio, Esperanza Pedreño y Antonio de La Torre están soberbios, cada uno en sus roles y es gracias a ellos lo que hace que la película funcione.

Esperanza Pedreño y Luis Bermejo están nominados ambos como mejor actriz y actor revelación para los Goya 2009.

Sin ser una película redonda, es fácil identificarse con esas personas que pululan ante nosotros con sus miserias, sus miedos, recuerdos, frustraciones y esperanzas. Son antihéroes con los que nos codeamos cada día, los que vemos en el reflejo de los espejos.

Y una palabra tuya bastará…..

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: