Unorthodox (Anna Winger y Alexa Karolinsk)

Unorthodox: The Scandalous Rejection of My Hasidic Roots es el libro de memorias de  Deborah Feldman en el que se basa Unorthodox, la serie de cuatro episodios creada por Anna Winger y Alexa Karolinsk para Netflix .

Esty es una joven de 18 años que vive en Nueva York, perteneciente a una comunidad judía jasídica. Los ritos de la comunidad de resultan asfixiantes y opresores. Vive en compañía de su abuela y su tía, pues su madre la abandonó (o esa es la historia oficial) y se fue a vivir a Alemania. Con 18 años la esposan en un matrimonio concertado. Apenas hablan los recién casados, duermen en camas separadas, hay un instructor que les tiene que enseñar de qué va todo eso del sexo, sus relaciones sexuales son un desastre, y la única vez en la que su cónyuge logra verter su semen en ella se queda embarazada.

Esty es una mujer inteligente que no entiende las costumbres que ha de acatar a pies juntillas, el someterse a una religión que la hace infeliz, verse obligada a asumir que la mujer está para servir al hombre, para darle hijos, dado que si no es fértil o no quiere ser madre resulta entonces defectuosa y objeto de chismorreos y descalificaciones, que su felicidad no importa nada a nadie, que lo único que importa es servir a Dios, que dictará tu forma de vestir, de actuar, de relacionarte sexualmente, sin dejar de invadir ninguna parcela del ámbito civil . Ante esa situación Esty es valiente y decide volar a Berlín, sin avisar a nadie, en donde se le brinda la oportunidad de comenzar una vida nueva. La escena en el que decide quitarse la peluca en el lago es demoledora, pura catarsis.

Nada tiene que ver el aire de libertad (las relaciones abiertas que mantienen los jóvenes) que respira en Berlín con lo que ella está acostumbrada a vivir o a sufrir hasta el momento. No tarda mucho en hacer amistades, aunque su cara es la del que está siempre asustado, con el miedo metido en el cuerpo, con los ojos atónitos del que se asoma una realidad inédita. Pero Esty aprende rápido.

El marido de Esty acompañado de un primo suyo acudirá a Berlín a recuperar a su mujer y llevarla de vuelta, o al menos esa es su pretensión. Un desdichado marido que no deja de ser otra víctima de la tradición.

Lo interesante de la serie es la posibilidad que nos ofrece de acercarnos y conocer mejor la comunidad jasídica Satmy. Su gran baza es la interpretación de la actriz protagonista a cargo de Shira Haas, ella con su rostro y expresividad es capaz de plasmar a la perfección, la ansiedad, el agobio, la impotencia y su frustración, al sentirse encarcelada, distando su vida mucho de lo que ella desea. Esty demuestra su valentía para empezar casi de cero, para no caer en los brazos de su marido y regresar a una vida que no desea.

A mi parecer los capítulos que transcurren en Nueva York, en los que se describe el día a día de una comunidad Satmy, son mucho más potentes que los que suceden en Berlín. La autora de la novela no tuvo a un marido que viniera a buscarla, y ese punto de misterio y suspense se me antoja mero relleno, alimentando la miniserie de minutos innecesarios, que casan además bastante poco con la intensidad que la serie ofrece y demanda en muchos momentos, como la escena en la que Esty descubre lo que es el deseo, ver erizarse el vello púbico al tocar otra piel, o toda la emotividad contenida en una voz al cantar.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: