Vertige

Vertige poster movieDirector: Abel Ferry
Guión: Johanne Bernard Louis-Paul Desanges
Año: 2009
País: Francia
Género: Trhiller Alpino
Protagonistas: Justin Blanckaert (Anton) Nicolas Giraud (Fred) Raphaël Lenglet (Guillaume) Johan Libérea (Loïc) Fanny Valette (Chloé) Maud Wyler (Karine)

Vertige es muy similar a Fritt Vilt, producción noruega del 2006 de la que ya hablé en su momento. Cinco jóvenes, repartidos en dos parejas y uno sin ella, deciden irse de escalada. El lugar es de ensueño. Uno de ellos sufre de vértigo y no está muy ducho en el arte de la escalada, pero eso a priori no parece ser un inconveniente, cuando visto lo visto hubiera sido lo mejor para todos que se hubiera quedado en tierra, pero la inconsciencia es la madre de la desventuranza.

Preciosas imágenes aéreas de crestas montañosas y ríos inaccesibles, entre escarpadas simas dan inicio a la película. Los cinco jóvenes se ponen en marcha y todo se complica cuando el que más controla el arte de escalar, ve como su pierna es atrapada por un cepo de caza. A partir de ahí, es fácil presumir que en la zona hay alguien que considera a los humanos como presas. Todo esto es casi un calco de Fritt Vilt, allí también uno de los jóvenes se partía la pierna y debían buscar el abrigo de un inmueble cuyo morador era un psicópata ávido de sangre.

Hay momentos muy emocionantes como el paso de los jóvenes por una estrecha pasarela entre dos montañas, que le dan a la película un climax muy favorable. No hemos de esperar mucho tiempo para ver como afloran los malos rollos entre la muchachada, entre otras cosas porque una de las chicas que ahora está emparentada mantiene viva la llama del amor con otro de los excursionistas, que en ese momento es un «pagafantas» más. Todos los jóvenes, tanto ellos como ellas presentan un aspecto de lo más saludable y la dos chicas son dos auténticas bellezas. El objetivo ya no es escalar, ni hacer deporte, ni chorrear adrenalina, sino sencillamente sobrevivir. No hay cobertura, no hay nadie en cientos de kilómetros en la redonda y el silencio es tan ruidoso que horripila.

Nos comentan al final que más de tres mil personas han desaparecido en la cadena montañosa Balkanestos años. Con semejante titular, da un poco de canguelo aventurarse a ir esa zona.

Un producto nada novedoso pero bien ejecutado con el que gozar pasando un mal rato.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: