Alfred Hitchcock: Nunca trabajes con niños, ni con animales ni con Charles Laughton

Para celebrar el Día de San Valentín, una cita de las que el propio autor usaría en un día como este «lleno de amor».

Entre las citas de personajes de cine, Alfred Hitchcock es de los que acumula unas cuantas. Una de mis favoritas es esta, que revela el carácter no demasiado afable del orondo director inglés, su humor tirando a negro y sus torturas a la hora de rodar en algunos casos.

Nunca trabajes con niños, ni con animales, ni con Charles Laughton.

Alfred Hitchcock

Sabemos que Hitchcock trabajó con Laughton al menos en 2 películas: Posada Jamaica (1939) y El proceso Paradine (1947). En la primera Laughton pagaba, porque era también productor, así que no sería fácil para Hitchcock tener la libertad que quería. Laughton le exigía más relevancia, y al director no le haría eso ninguna gracia.

La experiencia con animales también es patente sobre todo en Los Pájaros (1963), donde quizá disfrutó martirizando a Tippi Hedren, pero seguro que no le gustó tener el plató lleno de pajarracos. Y eso que siempre le encantaron los perros, pero otra cosa es dirigirlos.

En cuanto a los niños, pues bueno, en Sabotaje (1936), por ejemplo, tenemos a un niño transportando una bomba en una escena de esas que son marca de la casa, donde los protagonistas no saben lo que pasa, pero el espectador sí.

En cualquier caso Hitchcock es una de las figuras más relevantes en la historia del cine, así que si vais a hacer una película, hacedle caso.

Uno de mis propósitos de este año es empezar a ver unas cuantas pelis de Hitchcock que tengo en la recámara. En breve las tendréis aquí en Cuak.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: