Arrugas (Ignacio Ferreras 2011)

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Horizonte

ArrugASPelícula: Arrugas.
Dirección: Ignacio Ferreras. País: España.
Año: 2011. Duración: 89 min.
Género: Animación, drama.
Guion: Ángel de la Cruz, Paco Roca, Ignacio Ferreras y Rosanna Cecchini; basado en el cómic “Arrugas”, de Paco Roca.
Producción: Manuel Cristóbal, Enrique Aguirrezabala y Oriol Ivern.
Música: Nani García.
Fotografía: David Cubero.

Como se ve en la viñeta de El Roto, es jodido cuando ya no se tienen horizontes, cuando uno solo acumula pasado. Al protagonista de esta película animada le sucede lo mismo. Emilio sufre de Alzheimer y su hijo lo deja en una residencia. Allí se le cae el mundo encima a las primeras de cambio. No hay mucho allí que hacer. Hay una piscina que nadie usa. Un gimnasio al que acuden porque la monitora tiene unas curvas derrapantes que les retrotrae a esos tiempos en los que anidaba el deseo en sus cuerpos. Allí Emilio compartirá cuarto con Miguel, un argentino, que hallándose bien de salud, decide vivir allí, manejando todos los hilos. Conociendo las historias de cada cual trata de sacar provecho, si bien al final prevalece su buen corazón. No obstante Emilio cree que Miguel le roba y esto generará una situación de tensión constante entre ambos.

La estancia de Emilio en la residencia y la situación que vive cada día no hace sino acongojar a quien suscribe. Claro que no todas las residencias son iguales, pero siempre hay puntos en común. Los que allí moran, abandonados a su suerte, sin el cariño de sus familias, reciben los cuidados necesarios para seguir viviendo, en el aspecto técnico, más primario del asunto, pero el hecho de sentirte sólo en el mundo, o con unos familiares, a los que justificar, que nunca acuden de visita, no ayudan en nada a los abuelos que allí están internados, que en sus momentos de lucidez comprenden que a nadie les interesa si viven o mueren.

La película es cruel, dura, desoladora como la vida misma. No hay concesiones. Todos los que están allí tienen los días contados y a lo más que pueden aspirar es a sufrir lo menos necesario, a alcanzar una sonrisa, un gesto de aliento, un abrazo, una charla no banal. Mientras, la parca ronda fuera. En resumen, que si estás un poco sensible, ves Arrugas y sientes un cosquilleo en la rabadilla, que te deja destemplado y el lagrimal empañado.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Un comentario Agrega el tuyo

  1. mariachis bogota dice:

    tu sitio es muy interesante lo tendré muy presente

Deja un comentario