Cifras, recaudación, Taquilla películas del cine fránces en 2011

A poco de rebasar los números de 2010 (206,3 millones de entradas vendidas, el mejor resultado desde 1968) ha llegado la hora de hacer balance de la recaudación de las películas estrenadas este año en los cines franceses. Dos comedias de producción nacional dominan la clasificación: Intocablede Eric Toledano y Olivier Nakache (14,56 millones de espectadores en siete semanas ; distribuye Gaumont), y Nada que declarar de Dany Boon (8,13 millones de entradas vendidas; distribuye Pathé). Completa el podio la coproducción entre Reino Unido y Estados Unidos Harry Potter y las Reliquias de la muerte. Parte 2 de David Yates, con 6,51 millones de espectadores (Warner). Solo otro largometraje europeo aparece en el top 10: la oscarizada cinta británica El discurso del rey de Tom Hooper, que con 3 millones de espectadores en Francia (Wild Bunch Distribution) figura en octava posición.

Entra las 20 películas francesas que sobrepasaron el umbral del millón de entradas vendidas encontramos Polisse, de Maïwenn (2,3 millones en ocho semanas; distribuye Mars Distribution); Muchachas, de Philippe Le Guay (2,27 millones; SND); la comedia Case départ, dirigida por Thomas N’Gijol, Fabrice Eboué y Lionel Stekete (1,8 millones; Mars); la cinta de animación Un monstruo en París de Bibo Bergeron (1,63 millones; EuropaCorp); La guerra de los botones de Christophe Barratier (1,54; Mars); Les Tuche, de Olivier Baroux (1,52; Pathé); Bienvenue à bord, dirigida por Eric Lavaine (1,41; Pathé), y The Artist de Michel Hazanavicius (1,52 millones de entradas en nueve semanas; distribuye Warner). Las siguen: L’élève Ducobu, de Philippe de Chauveron (1,47 millones; UGC); La guerre des boutons de Yann Samuell (1,43; UGC); La fille du puisatier de Daniel Auteuil (1,39; Pathé); Largo Winch 2, de Jérôme Salles (1,35; Wild Bunch), y Titeuf, la película, de Zep (1,26; Pathé). Tras ellas, Hollywood, dirigida por Frédéric Berthe y Pascal Serieis (1,23 millones de espectadores en dos semanas; distribuye StudioCanal); Le fils à Jo de Philippe Guillard (1,23; Gaumont), La chance de ma vie, de Nicolas Cuche (1,04; Mars), y Ma part du gâteau, de Cédric Klapisch (1,02; StudioCanal), sin olvidar a Les Lyonnais, de Olivier Marchal (937.000 entradas vendidas en tres semanas; distribuye Gaumont).

En lo que respecta a la producción europea no francesa, cabe destacar los resultados de la coproducción española Midnight in Paris, de Woody Allen (1,73 millones de espectadores; distribuye Mars); el largometraje de animación alemán Animaux & Cie, que dirigen Reinhard Klooss y Holger Tappe (1,05 millones; Metropolitan Filmexport); la coproducción entre el Reuno Unido, Francia y Alemania Sin identidad , del catalán Jaume Collet-Serra (1 millón; StudioCanal); La piel que habito de su compatriota Pedro Almodóvar (718.000 entradas; Pathé), y Habemus papam del italiano Nanni Moretti (694.000 – Le Pacte).

En cuanto a la taquilla, que cerró el 2011 con un total de 215,59 millones de entradas vendidas (el mejor resultado desde 1966) y un 41,6% de cuota de mercado para la producción francesa y un 46% para la estadounidense, Intocable lidera por décima semana consecutiva la clasificación y totaliza 17,42 millones de entradas vendidas (cuarto mejor resultado de todos los tiempos). Cabe destacar, por último, el buen comienzo en las salas francesas de la última ganadora del premio Cineuropa: Une vie meilleure , de Cédric Kahn (208.000 espectadores en cinco días).

Vía -Cineuropa

A la vista de estos datos y comparándo lo que sucede en España con lo que pasa en Francia (y teniendo en cuenta que en españa somos 49 millones y en Francia 65 millones) lo más llamativo en mi opinión es que en Francia hay nada menos que 20 películas francesas que han vendido más de un millón de entradas, mientras que en españa en 2011, esto solo lo consiguió Torrente. Otro dato clave es que la cuota de mercado de cine francés en 2011 ha sido un 41,6% mientras que en España es de un 15,3% y contando con el estreno de Torrente porque sino hubieramos andado por encima del 10%. Nuestros dirigentes deberían mirar hacia Francia y ver cómo se hace allí, para tratar de hacer que el cine español peleche. Ayer leí que en Asturias han destituido, a José Luis Cienfuegos, director del Festival de Cine de Gijón (que llevaba en el cargo desde 1995), festival que a día de hoy junto a la Seminci de Valladolid, en mi opinión son los dos mejores festivales de Cine que hay en España, no por la cantidad de estrellas que se pasean por los festivales, sino por la calidad de las películas que concursan.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: