Como la vida misma crítica película

Como la vida misma cartel películaDirección: Peter Hedges. País: USA. Año: 2007.
Duración: 98 min. Género: Comedia dramática.
Interpretación: Steve Carell (Dan Burns), Juliette Binoche (Marie), Dane Cook (Mitch Burns), Dianne Wiest (Nana), John Mahoney (Poppy), Emily Blunt (Ruthie Draper), Alison Pill (Jane), Brittany Robertson (Cara), Marlene Lawston (Lilly), Norbert Leo Butz (Clay), Amy Ryan (Eileen), Jessica Hecht (Amy).
Guión: Peter Hedges y Pierce Gardner.
Producción: Jon Shestack y Brad Epstein.
Música: Sondre Lerche. Fotografía: Lawrence Sher.
Montaje: Sarah Flack.
Diseño de producción: Sarah Knowles.
Vestuario: Alix Friedberg.

Nos encontramos ante una película coral y familiar. Planos en los que hay una docena de personas o más. Dan convive con sus tres hijas menores de edad que echan mucho de menos a su madre muerta. El padre hace lo que puede con la situación y se gana la vida como columnista de un periódico donde escribe sobre los problemas de los adolescentes y el entorno familiar.

Como cada año Dan y sus hijas se trasladan a Rhode Island a una cabaña de los padres donde se reúne con sus hermanos, cuñadas y sobrinas. Suman más de una docena en total. Pasarán unos días juntos y Dan cuando va hacia la casa, para en una librería donde conoce a Marie. Comienzan a hablar, se cuentan sus cosas y se les pasa el rato volando. Dan queda enganchado de ella y le pide su número de teléfono, porque no quiere dejar ahí el tema. Cuando Dan llega a casa está medio alelado bajo el influjo del enamoramiento, sorprendido de haber encontrado su medio naranja de esa manera tan casual. Mayúscula es la sorpresa de Dan cuando en la casa ve a Marie, la cual no es otra que la prometida de su hermano.

Entonces sin decir nada a nadie la pareja de tortolos ha de llevar la situación lo mejor que puede, sin hacer partícipes a los demás sus sentimientos. El amor hiere como alimenta y ya sabemos que nunca es un camino de rosas. Dan librará una batalla interior porque Marie le gusta mucho pero no quiere herir a su hermano, el cual por otra parte es un ligón empedernido y Dan sabe que Marie es especial y que podría reemplazar a su difunta mujer. Por otra parte Marie tiene una forma de ser que cae bien a todo el mundo, tanto adultos como niños y enseguida es recibida con los brazos abiertos por todo el mundo.

Como la vida misma, me ha resultado muy entretenida. No hay humor de garrafón, no hay acumulación de gags, ni chascarrillos convencionales sino que estamos ante un drama amoroso, con grandes dosis de humor e ironía, donde el amor mueve el mundo y a los que vamos a lomos de la tierra, nosotros los humanos, y todo se nos cuenta con buen rollito, con mucha tolerancia y comprensión, ayudando todos a Dan a salir del agujero y a seguir la estela del verdadero amor.

Curiosa la escena en la que Dan le reprocha a una de sus hijas que lo que siente por un chico no es amor, cuando él se encuentra en una situación análoga y no sabe si lo suyo hacia Marie es amor, deseo, pasión, y se halla confundido igual o más que su hija adolescente.

Comedia dramática recomendable que me ha hecho reir y llorar al mismo tiempo hasta casi atragantarme y eso que viendo a Steve Carrell, en un prinicipio me temía lo peor, pero el actor hace un papelón, con un rostro muy expresivo, al igual que la magnánima Juliette Binoche que está inmensa; cuerpo y alma en un solo ser.

Canto a la familia, a la amistad, al amor, a las segundas oportunidades, a la esperanza. Stop al nihilismo, pues.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: