Corrupción en Miami crítica película

Corrupción en MiamiDirección: Michael Mann.
País: USA.
Año: 2006.
Duración: 134 min.
Género: Acción, thriller.Interpretación: Colin Farrell (Detective Sonny Crockett), Jamie Foxx (Ricardo Tubbs), Gong Li (Isabella), Naomie Harris (Trudy Joplin), Ciarán Hinds (Fujima), Justin Theroux (Zito), Barry Shabaka Henley (Teniente Castillo), Luis Tosar (Montoya)
Guión: Michael Mann
Producción: Michael Mann y Pieter Jan Brugge.
Música: John Murphy.
Fotografía: Dion Beebe.
Montaje: William Goldenberg

Para los que nacieron en los 80 la serie Corrupción en Miami les quedará muy lejana y quizá no les suene de nada. Durante 1984-1989 estuvo en antena, con gran éxito de audiencia. El productor era Michael Mann, el mismo que dirige la película. Otras series más recientes como Perdidos y 24 parece ser que también hay idea de llevarlas a la pantalla grande.

Por deseo del director, la serie y la película tienen pocos elementos comunes y hay grandes diferencias. Poco tienen que ver la ciudad de Miami en los 80 y ahora.

Los policías de antivicio Sonny Crockett y Ricardo Tubbs, se infiltrarán en una red mafiosa dedicada al contrabando de droga, con el fin de acabar con ella, y mandar a los malos a la cárcel a purgar sus faltas.
Colin Farrell (Detective Sonny Crockett), Jamie Foxx (Ricardo Tubbs)Michael Mann compone otra película que atesora grandes virtudes técnicas, como ya hizo antes en El Último Mohicano, El dilema, Heat. La película cuenta con una preciosista fotografía, buen sentido del ritmo, elegante puesta en escena, pero falla en lo esencial: captar la atención del espectador.

Esperaba encontrarme, dado el tipo de película que es y el género al que pertenece, con mucho más acción (la que hay se aglutina la final), alocadas persecuciones, todo ello en un climax ascendente de emoción e intriga, narrado con buen pulso narrativo, y alguna sorpresilla. Nada de esto acontece en una película lineal, gris, previsible y aburrida. Creo que la película hubiera ganado mucho con un Tony Scott (Domino) o Michael Bay (La isla), detrás de la cámara.

En nada ayudan tampoco las diversas localizaciones que se suceden (Miami, Barranquilla, La Habana…), ni un guión superficial y romo, con unos diálogos sin el menor atractivo, y un casting mal seleccionado, con unos actores sin el menor carisma, sobre todo Colin Farrel (Intermision, que a la vista de un video que circula por ahí, debía ser COLON FARRELON)

Luis Tosar, encarna a Montoya el mafioso jefe. Su papel es mínimo por lo que el actor gallego no puede brillar. Mann lo seleccionó tras verlo en «Los lunes al sol». Surrealista ¿Verdad?. ¿Qué tiene que ver el desempleado que interpreta Tosar con un mafioso?. Otro español, Javier Bardem trabajó a las ordenes de Mann, haciendo también un papel similar, igual de breve.

La película es larga en exceso. Quitaría al menos media hora, y secuencias que en nada favorecen al resultado, como la relación que surge entre Sonny y la mala de la película (la mujer de Montoya, Isabella, interpretada por Gong Li, que parece desubicada, desnortada, sin una katana en la mano, como en La Casa de las dagas Voladoras, o penando como en Memorias de una Geisha).

El director según dice, al hacer la película pretendía arrojar luz sobre algunas sombras que tenía la serie. Su fin es por tanto mostrarnos la faceta más íntima de la pareja protagonista, esto es: cómo se vive infiltrado Sonny Crockett e Isabella bailando acarameladosdurante meses en una banda criminal, o cómo mantener una relación de pareja con una trabajo tan peligroso y absorbente como el suyo.
Para ello Mann, nos muestra algunas escenas de sexo, sea yaciendo en la ducha o en el catre, con las que trata de acercanos a los protas, humanizándolos. Vano intento.

Esa traslación de un producto pirotécnico y adrenalínico a una especie de introspección personal resulta un fracaso, porque Mann se queda en tierra de nadie, y al final la película ni entretiene y divierte lo que debería, ni convence cuando se pone «serio», ya que la relación de Sonny e Isabella es de las más sonrojantes, falsas e inverosímiles que he visto hace mucho tiempo en el cine.

Advertisements

2 comentarios en “Corrupción en Miami crítica película”

  1. Hola John, cierto que Mann no es Scott o Michael Bay, a la vista de sus películas. Pero en este caso, aquello que logró narrar con sus anteriores películas en esta ocasión, a mi parecer no lo ha logrado.
    Saludos.

    Responder
  2. Es de esperar que Michael Mann no iba a hacer una pelicula de accion llena de persecuciones, tireteos a mansalva y musica a todo volumen. Mann es un director mas clasico, que le gusta mas narrar y dar a conocer personajes que el espectaculo frenetico. Ahora bien ¿es esto excusa para que Corrupcion en Miami sea una pelicula fallida?. Pues no lo se, puesto que tampoco he visto todavia esta pelicula, pero esto parece ser la tonica general por todas partes. Cuando la vea, opinare.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: