[Cortometraje] Morir cada día (Aitor Echevarría, 2010)

Cortometraje de 13 minutos dirigido por Aitor Echevarría en 2010, Morir cada día nos muestra una cena familiar en la que «algo pasa» con la madre, pero ahí queda la cosa. Las interpretaciones sustentan la acción, porque realmente no pasa nada más allá de la charla familiar entre bronca y pasajera.

Tiene mucho mérito rodar un cortometraje, pero cuando en tan pocos minutos no consigues meter al espectador en la historia, puede quedar, precisamente, corto.

Y es que el fallo es que no se profundiza en la historia, no se detalla y claro, terminan los 13 minutos y a mi al menos me dio la impresión de quedarme como estaba, de no estar interesando en el tema, si es que he adivinado cual es el tema (¿alcoholismo?). Supongo que a una familia que le toque alguna situación similar podría verse reflejado y entender lo que no se cuenta en el corto. Pero no es el caso, y por eso yo necesitaba más acción o explicación.

El reparto es excelente, con unos actores y actrices solventes de sobra y de rostros muy conocidos: Txema Blasco, Joaquín Climent y Blanca Apilánez. Las que interpretan a las hijas puede que sean menos conocidas, Paula Vives y Andrea Trepat. Esta última la vimos en la Segunda temporada de Mar de Plástico, de la que os hablaremos en breve y hacía un papelón inquietante y entregado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: