[Crítica] Los Caraconos (Steve Barron, 1993)

A todos os sonará esta película tontorrona pero graciosa de los 90, al más puro estilo de la época. Se trata de una esas comedias en los que cómicos conocidos hacen su traje a medida para lucirse con lo que les gusta.

En este caso el cómico en cuestión es Dan Aykroyd, que también figura como guionista, más a huevo imposible. Pero le secundan una ingente cantidad de cómicos suyos rostros son de sobra conocido (quizás no tanto sus nombres), provenientes todos ellos de esa cantera de la comicidad norteamericana que tantos años ha sido el Saturday Night Live.

La historia es disparatada. Unos extraterrestes en misión para ver si La Tierra es conquistable tienen un fallo en su nave y se quedan a vivir entre los humanos mientras se pueden comunicar con su planeta y les envían una misión de rescate. Durante ese tiempo se integran en la sociedad como inmigrantes ilegales, pasando desapercibidos a pesar de su extraña forma de hablar y sus cabezas calvas y cónicas.

David Spade con un genial papel de lameculos, Michael McKean como el agente de inmigración que persigue a los extraterrestes, Sinbad como uno de sus amigos, y muchos otros como Jan Hooks, Eddie Griffin, Phil Hartman, John Lovitz, Chris Farley, Michael Richards y Jason Alexander entre otros. Igual el de más nombre sea Adam Sadler, que tiene un personaje corto pero muy gracioso.

Lo de la gracia es un decir, porque entiendo que comedias que dejan tan poco al buen gusto habrá quien las deteste. Yo suelo ser uno de ellos y tenía ese recuerdo de esta película, pero creo que la falta de expectativas ha hecho que no me resulte tan vergonzosa como la recordaba. Se ha convertido en un film de culto por su rareza, aunque perfectamente se podían haber quedados como los secundarios que eran del Saturday Night Live.

Eso sí, los efectos especiales están logrados para ser de 1993 y la crítica social, sin pretenderla, sobre la inmigración ahí queda.

Las comparaciones son inevitables con películas como Los Blues Brothers por su origen y su protagonista compartido, o con locuras como las de los Monty Python, también basadas en su propio programa y en enlazar un sketch tras otro. El sentido de la vida, Los caballeros de la mesa cuadrada, pero más que ninguna Absolutamente Todo se me ha venido constantemente a la cabeza.

Por cierto que su director, Steve Barron, no tanto en cine (La tortugas ninja y poco más), sí nos ha dejado un buen puñado de vídeos musicales conocidos y muy bien realizados de Madonna, Michael Jackson, Dire Straits, Bryan Adams, ZZ Top o A-Ha. Los 80 fueron suyos musicalmente hablando.

No puedo acabar sin decir algo del título. Originalmente «Coneheads» o lo que sería Cabezaconos, no sé el motivo por el que lo cambiaron por los Caraconos, qué es lo que les gustaba o si querían dejar constancia de su creatividad. Como en muchos otros casos, después en el doblaje la familia se apellida Coneheads en lugar de traducirlo. No me extraña que haya tanta gente en contra del doblaje en las películas, con estos excesos…

Nuestra puntuación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: