El Gran Dictador (The Great Dictator, 1940)

Cartel DictadorThe Great Dictator, USA 1940

Dirección y guión:
Charles Chaplin

Reparto:
Charles Chaplin (Hynkel, dictador de Tomaína/Barbero judío), Paulette Goddard (Hannah), Jack Oakie (Napaloni, dictador de Bacteria), Reginald Gardiner (Schultz), Henry Daniell (Garbitsch), Billy Gilbert (Herring)

Género: comedia bélica dictatorial

Chaplin vs Hitler: Un auténtico clásico del cine, tanto como obra artística como obra política, debido a que se hizo precisamente en los años en los que el nazismo estaba en su máximo apogeo. El rodaje comenzó 6 días después de que se iniciara la I Guerra Mundial. De hecho cuentan que el mismísimo Hitler llegó a verla y formaba parte de su amplia filmoteca, compuesta por títulos que él veía y que luego prohibía.

DictadorCuriosamente Hitler y Chaplin tenían muchas más cosas en común, aparte del bigote. Ambos nacieron el mismo año y con muy pocos días de diferencia, en familias pobres. Antes de ingresar en el ejército Hitler fue un tipo muy parecido a Charlot, el bagabundo que dio fama a Chaplin. En su juventud quiso ser actor y cuando Chaplin ya era aclamado por las multitudes, Hitler era rechazado en la Escuela de Viena donde intentaba ingresar. No sé si el mundo se perdió a un gran artista, pero en caso de que le hubieran admitido sí que se hubiera perdido a ese “gran dictador” y se hubiera cambiado el devenir del mundo.

Tras esto Hitler ingresó en el ejército, combatiendo en la I Guerra Mundial, algo que también hizo Chaplin, en el bando contrario y de forma distinta, arengando en actos públicos a los soldados.

Hitler fue siempre un cinéfilo y un actor frustrado. Con el poder pudo satisfacer en parte ese afán y utilizó el cine como arma propagandística, filmando también los grandes desfiles que le dedicaban y algunos discursos en los que sobreactuaba de tal forma que si no fuera por el mensaje que lleva detrás sería hasta cómica. De hecho Chaplin lo que hace en esta película es más imitar que parodiar al propio Hitler, siendo hilarante en algunas escenas.

Usando la técnica: La película es en blanco y negro, a pesar de que existen imágenes documentales en color sobre el rodaje. Ya existían películas en color (por ejemplo, Lo que el viento se llevó es de 1939 y hay películas que la preceden en varios años), pero técnicamente lo que supuso un gran y difícil salto para Chaplin fue el paso del cine mudo al sonoro. Fue su primera película en la que tuvo que hablar y eso había supuesto la caída de otros muchos autores, puede que por eso esperara tanto a hacer su primer film sonoro. Pero Chaplin era mucho más que eso, en El Gran Dictador interpreta dos personajes, habla en extraños idiomas, además de producir, dirigir y haber escrito el guión.

GloboLa historia se ha encargado de recordarnos que el éxito fue notable, pero en su momento la valentía que había que tener para hacer una película así era mucha. Incluso asociaciones judías americanas le pidieron a Chaplin que no siguiera adelante, porque podía suponer para toda su comunidad que vivía en Europa que las cosas fueran a peor. Otros muchos le animaron y le dieron su apoyo y él siguió adelante porque lo vio como una forma de ayudar más que de entorpecer.

Parodias: Hynkel es una imitación de Hitler, pero además Napaloni lo es de Mussolini, Garbitsch de Goebbels y Herring de Goering.

La escena: El dictador Hynkel jugando con un globo terráqueo que mueve a su antojo, simbolizando el dominio que pretende ejercer sobre todo el mundo. Al final acaba explotándole en las manos.

Oscars: de 5 nominaciones (3 para Chaplin como productor, actor y guionista, una al secundario Jack Oakie y otra a la banda sonora) no se llevó ni uno.

En IMDB

Advertisements

1 comentario en «El Gran Dictador (The Great Dictator, 1940)»

  1. Una película memorable del gran Charles Chaplin, y en donde nos cuenta una divertida historia, centrada en las peripecias de un barbero judio que tiene un enorme parecido con el dictador de Tomania. La verdad es que para mi, es un auténtico peliculón, y en el que Chaplin ridiculiza el régimen nazi (un acto de gran mérito teniendo en cuenta el año de su rodaje 1940). La película en si, contiene momentos sumamente memorables. Aunque yo no diria que es una película tipicamente cómica 100%, porque aunque hay escenas que te partes de risa, también hay otras digamos cargadas de ironía e incluso sarcasmo, sobre la temática nazi, sobre todo en ese discurso final. En fín, una estupenda película con momentos como digo memorables, y que poco puedo decir que no se haya dicho ya. Matricula de Honor.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: