Imparable (Unstoppable) (Tony Scott 2010)

Imparable poster películaTítulo original: Unstoppable.
Dirección: Tony Scott.
País: USA. Año: 2010.
Duración: 101 min. Género: Acción, thriller.
Interpretación
: Denzel Washington (Frank Barnes), Chris Pine (Will Colson), Rosario Dawson (Connie Hooper), Kevin Dunn (Galvin), Jessy Schram (Darcy), T.J. Miller (Gilleece), Ethan Suplee (Dewey).
Guión: Mark Bomback.
Producción: Julie Yorn, Tony Scott, Mimi Rogers, Eric McLeod y Alex Young. Música: Harry Gregson-Williams. Fotografía: Ben Seresin.
Montaje: Robert Duffy y Chris Lebenzon. Diseño de producción: Chris Seagers. Vestuario: Penny Rose.

Imparable es la última producción de Tony Scott, autor de otras películas tales como Domino, Dejá Vu, Asalto al tren Pelham, etc. Con esta última guarda muchas similitudes. En ambas, un ciudadano de a pie, un empleado común, decide poner en riesgo su vida, sin que nadie se lo ordene, para evitar una catástrofe que podría causar miles de muertes. Nos hallamos pues ante el advenimiento del héroe. La pareja protagonista trabaja en las vías, uno de ellos ya ha sido prejubilado después de 28 años de servicio y el otro es un joven bien referenciado, sin apenas experiencia, que en su primer día de trabajo, arriesgará también su vida, lo cual al mismo tiempo le servirá de catarsis y de vía de reconciliación con su mujer de quien anda separándose, a raíz de un paso mal dado.

A causa de un fallo de un empleado ferroviario, un tren sin conductor, se desplaza por la vía sin control y portando unas sustancias tóxicas que en caso de colisionar con algo haría que todo lo que hay a su alrededor volara por los aires. Como la vía atraviesa núcleos urbanos hay que parar el tren como sea. Ninguno de las acciones emprendidas por los mandamases dará resultado y nuestra pareja de héroes civiles, decidirán ponerse manos a la obra y merced a la experiencia del veterano y la intrepidez del segundo, dar el resto en su empeño de detener ese díscolo tren.

La historia es mínima. Apenas hay mucho más que contar. Solo resta ver si conseguirán su objetivo o si todo volará por los aires. En plena era tecnológica, el despliegue audiovisual, la presencia quasi instantánea de los medios de comunicación permite que al tiempo que unos tratan de parar el tren, el resto de la ciudadanía, conciba esto como un espectáculo, ya sea viendo todo el dispositivo montado en los televisores de sus hogares, en bares o cafeterías (ahí están las hijas del héroe jaleando a su padre, sin que parezcan ser conscientes de que puede morir en cualquier momento) o sencillamente yendo a ver pasar el tren, como si de otra atracción circense más se tratara.

Imparable funciona como un vehículo de entretenimiento perfectamente engrasado. El ritmo no cesa hasta el final, si bien parece sobrarle al menos un cuarto de hora. Tony conocedor de su oficio pergeña películas entretenidas sin altibajos, ofreciendo celuloide que el público consume con agrado. La presencia de Denzel Washington es un acierto, porque es de esos actores que hagan lo que hagan siempre da un buen resultado. A la postre él es el sostén del film, arropado por gente como Rosario Dawson, aquí convertida en una jefa en apuros, y por Chris Pine, una cara guapa más que encandilará a más de una con su sonrisa.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: