Infiltrados crítica película

InfiltradosDirección: Martin Scorsese.
Reparto: Leonardo DiCaprio (Billy Costigan), Matt Damon (Colin Sullivan), Jack Nicholson (Frank Costello), Mark Wahlberg (sargento Dignam), Martin Sheen (capitán Queenan), Ray Winstone (Sr. French), Vera Farmiga (Madolyn), Alec Baldwin (capitán Ellerby),.
Guión: William Monahan, inspirado en la película “Juego sucio (Infernal affairs)” (Hong Kong, 2002), de Andrew Lau y Alan Mak.
Producción: Brad Pitt, Brad Grey y Graham King.
Música: Howard Shore.
Fotografía: Michael Ballhaus.
Montaje: Thelma Schoonmaker.
Diseño de producción: Kristi Zea.
Año: 200 País: USA

Es meritorio que una película de casi dos horas y media de duración se pase en un suspiro. Scorsese vuelve con «Infiltrados» al cine de mafiosos, un terreno en donde el director Italo-Americano se siente como pez en el agua (poblado de pirañas).

La película dosifica con tino la intriga para ir desmenuzando un guión enrevasado y laberíntico que tiene más reveses que un «tránsfuga», donde hay que estar atento a lo que se dice para no perder el hilo, entre «ratas» «topos» e «infiltrados», y donde nada parece ser lo que aparenta.

 La película bascula en torno a tres personajes. El mafioso Frank Costello, interpretado con una vena histriónica por Jack Nicholson, el policía trepa (el topo) que trabaja para él, Colin Sullivan, interpretado por el impasible Matt Damon, que aunque en esta ocasión muestre su look de siempre, recibe hostias por doquier, quedando su careto como un poema de versos libres y da muestras de su volcánico carácter. Por último, un joven que quiere ser policía y acaba como «infiltrado» interpretado por Leonardo DiCaprio en la piel de Billy Costigan.

De los secundarios citar a la novia de Sullivan, Madolyn (Vera Farmiga), psicóloga del estado que se enamora del policía pero hace «doblete» con su paciente Costigan. Mark Wahlberg les come al pan a todos los demás, como el toca pelotas sargento Dignam

Si algo se agradece de «Infiltrados» es que además de brindarnos un puro espectáculo, donde no falta intriga, suspense y acción, gracias a unas interpretaciones de nivel, un ritmo narrativo que no decae en ningún momento, una birllante dirección de actores y un fluido montaje, es que el final, resulta cuando menos inesperado, así que Scorsese nos deja con un palmo de narices con la resolución del film.

Infiltrados es para mi una de las mejores películas de 2006, un triller a recordar, que deja a las claras que Scorsese sigue en plena forma.

 

 

1 comentario en “Infiltrados crítica película”

  1. Un palmo de narices es poco… me parecio tan inesperado como efímero y fugaz. Realmente sorprendente final.
    A mí también me parece una de las mejores del 2006, aunque no supera, por ejemplo, a «El perfume».
    Fantástico Scorsese.
    Saludos arcadianos!
    P.D.: en mi blog también he publicado recientemente la crítica de la película, por si a alguien le interesa conocer la visión de una servidora y/o comentar la suya propia 😉

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: