La caída (Freefall Dominic Savage 2009)

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

La caída cartel películaDirector: Dominic Savage
Guión: Dominic Savage,
Título original:Freefall
Duración: 90 minutos
Género: Drama financiero
Año: 2009
País: Gran Bretaña
Elenco: Aidan Gillen , Dominic Cooper , Joseph Mawle , Rosamund Pike

A pesar de la que está cayendo ahí fuera hace unos añitos, el cine (salvo algunos documentales como Inside Job o Too big to fail) no ha entrado de lleno a abordar los porqués y las consecuencias de esta crisis financiera mundial que vivimos desde 2009. En España, Cinco metros cuadrados, reflejaba la situación de una pareja que compraba una casa en la costa y se quedaba a dos velas, porque la constructora no llegaba a construir nada, y al final todo el dinero dado lo tenían que considerar a fondo pérdido.

En esta producción británica que data del 2009, lo que vemos es un drama humano sustentado en tres patas. Una de ellas es la vida que lleva un gurú financiero, para el que su vida es su trabajo, su despacho con vistas al Támesis, su gasolina el hecho de comprar y vender productos financieros, tóxicos o no, por todo el mundo, aprovechando las ventajas de un mundo liberalizado, sin restricciones, donde poder emplumar un producto a cualquier persona del mundo, para que así consuma, gaste, adquiera y sea féliz, como si una cosa fuera consecuencia de lo otro.

Otro personaje es un vendedor de hipótecas, que va urbanización por urbanización, cual encantador de serpientes, vendiendo sueños e ilusiones, captando a esos que quieren mejorar, prosperar, cambiar de barrio, de casa, de vida, como si el hecho de cambiar una casa por otra cambiara algo las cosas.

Finalmente tenemos una pareja que decide suscribir una hipóteca, porque él es amigo del colegio de quien le vende la hipóteca, y guiado por la buena fe, cree que su amigo de la infancia le está haciendo un favor, nada más alejado de la realidad, dado que cual vérdugo lo único que este hace es ponerle, a su amigo, y a cuantos incautos encuentra por el camino es una soga el cuello.

De una manera muy gráfica, sin banales peroratas ni sentimentalismos la película entra de lleno en el fondo del asunto, en el corazón del drama, sin aspavientos, con solvencia y buen hacer y al igual que hay quien es consciente de que todo se ha acabado, la vida y el trabajo, otros serán capaces de reinventarse sobre la marcha para seguir vendiendo lo que se tercie; sean hipótecas descuento o placas solares. Lejos de maniqueísmos cada cual reconoce su parte de culpa: codicia, ese deseo vehementes de adquirir bienes.

Desear lo que no se puede tener. ¿Vivir por encima de nuestras posibilidades?. Decía Sampedro, que si un banco te da una hipóteca no vives por encima de tus posibilidades, dado que la hipóteca te posibilita comprar la cosa. El problema es cuando el agente inmobiliario que te vende la hipóteca, no te da toda la información sobre el producto, te miente, te estafa, o a sabiendas de que nunca podrás hacer frente a la hipòteca, te la ofrece, cobra su comisión y aquí paz y después gloria. El sistema financiero está podrido, la burbuja inmobiliaria que ellos alimentaron día a día, les ha estallado en la cara, pero ahora sus errores los vamos a pagar entre todas, sea con dinero públicos, rescates europeos, etcétera.

Lo decía Robe: Va a subir la marea y se lo va a llevar todo, no veas si noto la fuerza.

La marea ha subido pero muchos a pesar de haber tragado mucha agua no han querido entender nada.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario