La desaparición de Alice Creed (J. Blakeson, 2009)

the-disappearance-of-alice-creed

La película nos cuenta el secuestro de la hija de una millonario por parte de dos hombres que tras meterla en su furgoneta la llevan a un piso, graban un vídeo con la secuestrando lloriqueando e implorando que su progenitor pague el rescate, para desaparecer luego con la pasta y no tener que trabajar nunca más. Hasta aquí todo normal, películas de secuestros las hay muy buenas. Buongiorno notte (abordaba el secuestro real de Aldo Moro), es una que vale la pena ver.

Lo original de esta película es que a la mitad descubrimos dos cosas.

1. la secuestrada es la novia de uno de los secuestradores. Ella es secuestrada sin olerse nada del asunto y sin saber quién se esconde tras el pasamontañas.
2. los secuestradores estuvieron juntos en la cárcel y allí se fraguó su amor.

Gemma Arterton

Ante esta tesitura la película va dando bandazos, ya que la rehén quiere escapar pues no le hace nada de gracia permanecer atada, con una mandarina de plástico en su boca, y cagando en un cubo, entre otras bajezas de su cautiverio. El secuestrador, que ama a dos bandas, no tiene claro si prefiere el amor a la ambición o si es más fuerte el deseo hacia el sexo femenino o masculino y todo se va enmarañando, complicando, toda vez que los tres abandonan, hasta un final que va dando la vuelta a la tortilla de forma reiterada hasta un final impactante. Dos impactos. Dos muertos.

¿Quién sobrevive?. Veis la película, si queréis (si no la veis no os pasará nada) y salís de dudas.

No me ha parecido mala la película, ya que sin ofrecer nada nuevo, tiene algún matiz original, un ritmo narrativo eficaz y unos actores muy solventes. La chica, Gemma Arterton me ha gustado mucho, además de ser voluptuosa y carnal y tener su punto sexy resulta muy convincente en su papel dramático.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: