Las vidas de Grace (Destin Daniel Cretton 2013)

Película: Las vidas de Grace. Título original: Short Term 12. Dirección y guion: Destin Daniel Cretton. País: USA. Año: 2013. Duración: 96 min. Género: Drama. Interpretación: Brie Larson (Grace), John Gallagher Jr. (Mason), Kaitlyn Dever (Jayden), Rami Malek (Nate), Lakeith Lee Stanfield (Marcus), Kevin Hernandez (Luis), Melora Walters (Dra. Hendler), Stephanie Beatriz (Jessica), Lydia du Veaux (Kendra). Producción: Joshua Astrachan Asher Goldstein, Maren Olson y Ron Najor. Música: Joel P. West. Fotografía: Brett Pawlak. Montaje: Nat Sanders. Diseño de producción: Rachel Myers. Vestuario: Mirren Gordon-Cozier y Joy Cretton. Distribuidoras: Good Films y La Aventura Audiovisual.

Hacía mucho tiempo que no me emocionaba tanto viendo una pelicula como me ha sucedido con Las vidas de Grace. La película es tan dramática, dura, áspera, luminosa, triste, reconfortante, agria, traumática, como lo son nuestras vidas. Ni más ni menos.

La historia transcurre en un centro de acogida, adonde van a parar jóvenes menores de 18 añoos. Al cargo de ellos están Grace, Mason y un novato que se toma un año sabático en la Universidad para hacerse una idea de lo que es la vida real.
Todos los jóvenes que están allí tienen sus traumas, sus días malos y peores, pero ese lugar les da algo parecido a un hogar, así como cierta estabilidad y seguridad. Resumiendo: un refugio.

Grace que no es ni su madre, ni su hermana, ni una terapeuta, empatiza con ellos en gran medida porque ha pasado por lo mismo que ellos (laceraciones, abusos..), y ha sobrevidido e incluso se le brinda la oportunidad junto a Mason de llevar una existencia normal, que es lo que todos esos jóvenes anhelan, sin padres que les maltraten ni abusen de ellas, sin madres alcohólicas o drogradictas que los abandonen y maltraten, o que les pasen por todos los morros un reguero de novios de una noche.

La historia resulta conmovedora que no sentimentaloide. Hay muchos aspesctos que se tratan, todos ellos con honestidad y sinceridad, de una manera tran franca que te provoca un nudo en la garganta, a menud lejos de los clichés y las frases hechas de productos que tratan de hacer algo parecido.

Con muy bajo presupuesto, una historia potente, dos actores brillantes: genial Brie Larson y John Gallagher Jr, Las vidas de Grace, muestra una realidad, que a menudo el cine (casi siempre complaciente) oculta bajo el ruido y el estrépito palomitero de producciones vacuas y millonarias.

Si queréis perder (en este caso ganar) una hora y media de vuesto tiempo viendo una película sincera, intensa, dramática y a la vez luminosa, Las vidas de Grace es la película. Para mí el cine, el buen cine, es esto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: