10.000 kilómetros (Carlos Marques-Marcet 2014)

10000 km

Película: 10.000 km. Dirección: Carlos Marques-Marcet. País: España. Año: 2014. Duración: 98 min. Género: Drama, romance. Interpretación: Natalia Tena (Alex), David Verdaguer (Sergi). Guion: Carlos Marques-Marcet y Clara Roquet. Producción: Tono Folguera, Sergi Moreno y Jana Díaz Juhl. Fotografía: Dagmar Weaver-Madsen. Montaje: Juliana Montañés y Carlos Marques-Marcet. Dirección artística: Laia Ateca. Vestuario: Vinyet Escobar.

Alex y Sergi están separados por 10.000 km. Él se queda en Barcelona preparando oposiciones y ella se va con una beca a Los Ángeles. Antes de irse y tras 6 años de relación se planteaban tener un hijo. Ella decide irse, él primero la espera, y luego desespera en su ausencia. Ella allí se aburre, no encaja, porque parece ser que cuanto más féliz sea ella en su destierro más inféliz será él, como en un juego de suma cero.

Las nuevas tecnologías: google maps, facebook, skype les permite verse las caras a diario, pero no tocarse, ni abrazarse, ni frotarse, ni colmarse, de ahí que los días vayan pasando y pesando, en la distancia, hasta que estar delante de una pantalla apenas supone un aliciente para ninguno de los dos, cuando afloren los reproches en ambos bandos y la devoción de verse se convierta en obligación.

Los dos están aburridos y yo como espectador me siento también a 10.000 km o más de la película. Tras el primer estallido sexual, aquello cual miembro post coital comienza a menguar a marchitarse, la historia se desinfla, y ese estado de aburrimiento y hastío sempiterno en el que se afinca Alex se transmite por ósmosis al espectador, cuyo único interés pasa por saber si al final él se irá para LA con ella, o si lo dejarán antes.

Bien pensado, poco importa lo que pase, porque lo único claro de la película es mostrar que muchas relaciones de pareja a pesar de parecer muy sólidas, ante el menor imprevisto, se vienen abajo, dado que el amor es algo precario, voluble e inestable, donde conciliar lo íntimo y privado con lo común y público a menudo no resulta nada fácil de lograr.

La fotografía muestra a la actriz Natalia Tena muy bella y sensual. El sonido es pésimo, el guión muy flojo, la puesta en escena plana, el ritmo mortecino. Supone el debut en la dirección de Carlos Marques -Marcet.

Advertisements

2 comentarios en «10.000 kilómetros (Carlos Marques-Marcet 2014)»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: