Noche y día (Knight and day, 2010)

Nuestra puntuación

Ya había visto la película, y por fortuna la había olvidado, pero recientemente, en una de esas malas elecciones con el mando en la mano, una mala noche la tiene cualquiera, me puse a verla de nuevo. Craso error.

Ya dejó unas pinceladas hace poco el amigo Travis en su crítica de Knight and day, pero fue tarde para mi.

Empezaré por lo bueno, que acabaré pronto. Acción y escenas espectaculares, como decía el compañero, haberlas hailas, pero ahí se queda lo bueno. Las que hay son sobradísimas, increíbles y hechas al mayor lucimiento de la pareja protagonista. Ni para completar un párrafo me han llegado las alabanzas.

Lo despropósitos empiezan ya desde el título. Parece el típico chiste de las entrevistas de trabajo:

– Nivel de inglés.
– Alto.
– Traduzca Knight and day.
– Pues… Día y Noche.
– Gracias, ya le llamaremos.

Que por otra parte tampoco es que esté muy logrado el título para la trama, pero no se puede negar que Tom Cruise sea un caballero con la dama que le acompaña en la película.

Lo cierto es que la relación entre ambos no es muy creíble y no les acabo de ver a Tom Cruise y Cameron Díaz el feeling. Tampoco se lo había visto en el trabajo anterior que habían hecho juntos, Vanilla Sky, el remake de Abre los ojos. Sí que salen guapos, porque lo son, y no se ponen horribles les pase lo que les pase.

La trama no se ni si merece la pena explicarla. Cruise es una especie de espía que intenta pasar algo en la aduana, y para ello utiliza a una chica que encuentra al azar, Díaz. La chica se ve metida en los jaleos de espionaje en los que él anda metido y han de vivir varias aventuras juntos escapando de los buenos, de los malos, y protegiendo a un joven que es el inventor del aparato por el que se ha formado todo.

No deja de ser una entrega más de Misión Imposible, pero con algo menos de historia detrás. Como si quisieran hacer una de James Bond pero sin molestarse en que las escenas sean (mínimamente) creíbles.

Pero yo creo que a mitad de película se debieron quedar sin presupuesto y sin ideas, porque hay un par de huidas en las que como recurso de guión utilizan que la chica es drogada y así no se sabe como salen del atolladero en que están metidos. Todo está muy chungo, no hay escapatoria y se está liando la de Dios es Cristo, pero te drogo, fundido a negro y en la siguiente escena ya estamos sanos y salvos, limpitos y disfrutando del sol. Nos hemos ahorrado darle al coco y bastante dinero en las escenas que nos hemos evitado. Y lo más lamentable es que según la producción de la película, trabajaron en este guión más de 20 personas, aunque por temas de sindicatos, solo pudieron acreditar a una,

Pero lo peor aún no lo habéis oído. Porque sí, esta es esa infame película de la que habéis oído hablar que planta San Fermín en Sevilla. Eso sí, cuando se ve a los toros corriendo, parece la Estafeta por la calle que van en algún momento. La escena es también bastante olvidable, por el bien de nuestra mente española. A alguien de fuera de España igual no le duele tanto. Después de esta y creo que fue en El Zorro que sacaban en Semana Santa las imágenes y luego las quemaba, definitivamente, aquella campaña de turismo de Spain is Different no fue bien entendida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: