Psycho Vertical (Andy Kirkpatrick)

El alpinismo entraña un misterio, una promesa, incluso la posibilidad de la redención, que uno trata de desentrañar leyendo, por ejemplo, novelas de Erri De Luca, como La naturaleza expuesta o Imposible.

Psycho vertical es un documental protagonizado y guionizado por Andy Kirkpatrick, basado en un libro suyo del mismo título. Documental que se abre al terreno personal, en el que Andy nos habla de sus años en la escuela, en los que era un negado, pues según cuenta ser no sabía hacer nada bien, hablamos de competencias como leer, escribir etc. Endereza algo el rumbo cuando se inscribe en una escuela de arte y sus dibujos obtienen cierto éxito.

Andy idolatra a su padre, alpinista, quien pasa muchas temporadas fuera de casa y que al final decide separarse de su mujer buscando la libertad absoluta que le permita ir a la montaña tantas veces como quiera. Esa separación, el divorcio de sus padres, supone para Andy una herida que se mueve, en vertical.

Al tiempo que nos va contando todas estas cosas de su pasado, vemos a Andy escalando la pared vertical de El Capitan en el Yosemite, acarreando con todos los aperos suficientes para poder permanecer en esta pared los 18 días que tardará en arribar a la cima, mientras se alimenta y duerme. Imágenes preciosas, al ver a un fulano como una hormiga en la roca asilado de todo, buscando sus límites, amparado por unas cuerdas y unas piezas de metal que lo fijan a la roca y le dan amparo.

Andy, al igual que su padre, siente por la montaña una atracción, una fascinación que parece imposible conciliar con su vida personal, y parece condenado a seguir la misma trayectoria que su padre.

Al final Andy hace cumbre e incluso parece que alcanza también cierta paz y bienestar lejos de las imantadoras montañas, en su ámbito familiar. El documental dura apenas una hora y sus imágenes son de una belleza arrebatadora, tanto como lo es el testimonio de Andy,

Nuestra puntuación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: