Sangre Fácil (Blood Simple, 1984)

Sangre FácilDirector: Joel Coen

Producción: Ethan Coen

Guión: Joel Coen y Ethan Coen

Reparto: John Ges (Ray), Frances McDormand (Abby), Dan Hendaya (Julian Marty), M. Emmet Walsh (Detective Privado Loren Visser), Samm-Art Williams (Maurice), Deborah Neumann (Debra), Raquel Gavia (Landlady), Senor Marco (Mr. García)

USA 1984

Primera película de los hoy ya famosos hermanos Coen. Como suele ser habitual, ellos se lo guisan y ellos se lo comen, repartiéndose los deberes entre los dos para sacar adelante la película en el tema de dirección, producción y guión. Además Frances McDormand es la señora de uno de los Cohen (¿importa cual?) e incluso le han ayudado a ganar un Oscar, con aquel divertido personaje de Sheriff embarazada en Fargo. Pero esta película también supuso el debut cinematográfico para ella y ya apuntaba maneras.

Secuestrando a la señorita McDormanUno no puede enfrentarse a analizar esta película sin hacerlo al mismo tiempo con la filmografía que a partir de aquí desarrollaron los hermanos Coen. Sus personajes siempre son gente corriente que se ve enfrentada a situaciones extrañas, complicadas, pero también reales, que da la impresión que nos podrían pasar a cualquiera. Eso hace aumentar la empatía entre los personajes y el espectador, que automáticamente nos veamos identificados con ellos y entendamos su forma de actuar y sintamos sus problemas como nuestros, por eso se hace fácil ver sus películas a la vez que suframos por los males que invariablemente y sin merecerlo le van sucediendo a los protagonistas.

No es cosa fácil crear personajes de esas características, pero desde la referida Sheriff de Fargo al vago redomando de El Gran Lebowski, al ver un protagonista de los Coen nos sentimos cercanos a él y deseamos que salga airoso de sus líos, a pesar de que a veces se metan en ellos por sus propias condiciones y forma de ser, pero se les puede perdonar, porque al fin y al cabo, nos da la impresión de que no son personajes, son seres humanos.

Creo que el guión está muy bien escrito y no sólo eso, sino que además la posición de la cámara parece siempre la más correcta para aumentar el dramatismo de las escenas, así como los movimientos que realiza.

La historia no tiene una introducción, la conocemos ya iniciada pero en el momento en que la principal acción se desarrolla. Abby quiere alejarse de su marido Marty y en ello le ayuda Ray, que está enamorado de ella y al decírselo empiezan esa nueva aventura en común. Al marido no le hace gracia y no tiene intenciones de quedarse cruzado de brazos ante lo que está sucediendo. A partir de ahí se cuenta una historia muy negra, de venganzas, equívocos y, por supuesto, sangre fácil. Es una historia muy similar a una película estrenada este 2005: La Cosecha de Hielo, de la que ya hemos dado cuenta aquí.

Matón RougeDiálogo (que dice mucho de uno de los personajes, de lo mejor y a la vez de lo más repugnante):
– Quiero proponerle un negocio.
– Si paga bien y es legal…
– Lo que quiero proponerle no es muy legal.
– Si paga bien…

Y para acabar un SPOILER, así que cuidadín:

La forma de contarla es muy seca, no hace ninguna concesión. En especial hay una escena que me ha parecido de las más fuertes, el momento en que Dan Hendaya (actor conocido desde que hizo un personaje en Cheers) es enterrado vivo. También es muy elocuente en la que Frances McDormand sueña con él.

La película | En IMDB

Enlaces | Sobre los Coen | Los Coen en la Wikipedia

Relacionado en Cuak | La Cosecha de Hielo

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: