Saturno Contro No basta una vida crítica película

Saturno Contro cartel películaDirección: Ferzan Ozpetek.
País: Italia.
Año: 2007.
Duración: 110 min.
Género: Drama.
Interpretación: Stefano Accorsi (Antonio), Margherita Buy (Angelica), Pierfrancesco Favino (Davide), Luca Argentero (Lorenzo), Ambra Angiolini (Roberta), Serra Yilmaz (Neval), Ennio Fantastichini (Sergio)
Isabella Ferrari (Laura), Filippo Timi (Roberto), Michelangelo Tommaso (Paolo).
Guión: Gianni Romoli y Ferzan Ozpetek.
Producción: Gianni Romoli y Tilde Corsi.
Música: Neffa.
Fotografía: Gianfilippo Corticelli.
Montaje: Patrizio Marone.
Dirección artística: Massimiliano Nocente.
Vestuario: Alessandro Lai.
.
.

Saturno Contro es el último trabajo de Ferzan Ozpetek, tras Cuore Sacro, de la que ya hablé en su día.
Ozpetek retoma el hilo narrativo de Le fate ignoranti (Las hadas ignorantes) con un esquema similar.
Si en aquella ocasión el SIDA de uno de los protagonistas era la enfermedad que ponía en entredicho la sólida unidad del grupo en esta ocasión es la inopinada muerte de Lorenzo la que hace aflorar las tensiones, rencores, rencillas, odios velados, en un grupo de amigos que son una piña, como una variante de una familia convencional, conocidos hace años, al afrontar cada uno la pérdida a su manera.
La pareja del difunto, el escritor Davide se deshace por dentro de dolor y debe lidiar con la familia de Lorenzo, la cual nunca vio con buenos ojos que su hijo fuera homosexual, al tiempo que sobrevuela la sombra de la eutanasia los días que Lorenzo permanece hospitalizado debatiéndose entra la muerte y la vida vegetal.

Lorenzo y DavideOtra de las parejas la integran Antonio (Stefano Accorsi) que sufre una crisis con su pareja Angelica (Margherita Buy) y el cual busca consuelo en los brazos de una mujer mayor de profesión florista, si bien le asaltan las dudas y con dos hijos en común no tiene ni fuerzas ni ganas de liarse la manta a la cabeza y echar a correr: ancha es Castilla (o ancha es Campania dirán por esos lares).

En el grupo hay una chica adicta a las drogas y un hombre homosexual que anhela el amor. Finalmente el grupo lo cierra otra pareja formada por una salerosa mujer que ejerce de traductora y su marido carabinieri.

Cuando las cosas van bien, queremos que ese momento cristalice, como el ámbar en la corteza de un árbol, pero la realidad es otra, y «nada dura para siempre», ni el amor, ni la dicha. Así ante un acontecimiento trágico, el dolor desconcha las paredes del alma y hemos de transitar entre los critales rotos, bajo los pies, que hacen doloroso cada nuevo paso. Es entonces en ese dolor, de la mano de los amigos, donde veremos la luz del tunel, donde prestaremos de nuevo atención a la canciones escuchadas mil veces, a las historias contadas hasta la saciedad, y entonces ese nuevo amanecer no será ya doloroso, toda vez las heridas cautericen. La cuestión es si una vida es tiempo suficiente para ello.

Una buena dirección de actores, un tema sugerente y bien explicitado, una loa a la amistad, a la muerte, al sexo, al reencuentro, a la comunión con el dolor y una fáctura técnica impecable, hacen de Saturno Contro una película interesante y relevante en la no muy extensa filmografía de Ferzan.

Ferzan Ozpetek | Cuore Sacro

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: