3 días para matar (McG 2014)

tres días para matar cartel película

Película: 3 días para matar. Título original: 3 days to kill. Dirección: McG. Países: USA y Francia. Año: 2014. Duración: 117 min. Género: Acción, drama, thriller. Interpretación: Kevin Costner (Ethan Renner), Amber Heard (Vivi), Hailee Steinfeld (Zooey), Connie Nielsen (Christine), Richard Sammel (el Lobo), Eriq Ebouaney (Jules), Bruno Ricci (Guido). Guion: Luc Besson y Adi Hasak, basada en un argumento de Luc Besson. Producción: Luc Besson, Adi Hasak, Ryan Kavanaugh, Marc Libert y Virginie Silla. Música: Guillaume Roussel. Fotografía: Thierry Arbogast. Montaje: Audrey Simonaud. Diseño de producción: Jeremy Cassells y Sébastien Inizan. Vestuario: Olivier Bériot. Distribuidora: Tripictures.

Que un agente secreto quiera dejar de dar tiros a lo tonto y busque el descanso en un lugar apartado del mundanal ruido no es nuevo, de hecho es casi ya un subgénero dentro del proceloso mundo del cine.

Esto sucede aquí, el protagonista, un tal Ethan, que ha trabajado para la CIA quiere dejarlo, más que nada porque tiene un cáncer de pulmón y su doctor le da tres meses de vida.

Por casualidades de la vida, otra agente, Vivi, le ofrece un trato: un fármaco experimental a cambio de que haga para ella unos trabajillos (no sexuales, malpensados).

Como no tiene nada que perder, y ya que la tiene fuera (el arma), Ethan, como no puede ser de otra manera, si queremos que haya peli, accede al trato y así va despechando todo lo que se cruza en su camino, al tiempo que va mejorando de salud toda vez que va probando el fármaco experimental.

La acción se desplaza a todo esto a París, la ciudad del amor, donde vive la mujer, Christine (la bellísima Connie Nielsen), (que va camino de ser su ex) junto a una hija adolescente.

Sea porque la inmediatez de una muerte nos hace ver las cosas de otra manera, nuestro asesino quiere, como Proust, ir en busca del tiempo perdido, en plata, recuperar a su mujer y a su hija. Entre tanto, hay tiroteos, persecuciones, mucha violencia y unas jocosas charlas de Ethan con sus víctimas a los cuales más que apalizar trata de sacar de ellos, algún consejo útil acerca de cómo lidiar con adolescentes, cuales son los locales de moda o la receta de una salsa de tomate.

Memeces a parte, la película resulta bastante divertida. Para Costner habrán resultado unas vacaciones pagadas, porque lo que es interpretar, poco. Connie Nielsen brilla, pasados los cincuenta, igual de guapa que siempre, o más.

Si no tenéis nada mejor que hacer echarle un ojo, o los dos, y ya me contaréis qué os ha parecido. Besson que se puede permitir cualquier cosa, encuentra financiación para rodar películas como este, que marida la acción con el humor.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: