Crítica Serie Silicon Valley (Temporada 1)

Hoy os hablaré de otra de esas series que llevaba tiempo queriendo ver. Puede verse actualmente en HBO. Me he despistado un poco, la verdad, y veo que han grabado hasta la sexta temporada. Pero de momento solo me he visto la primera. Una vez que sabes que una serie ha acabado y que no se seguirá estirando hasta que no dé más, teniendo un final definido, casi se ven con más calma.

La serie trata de ese nuevo centro del mundo que es Silicon Valley, donde parece que se crean todas las grandes empresas y se gestan las nuevas ideas que revolucionarán el mundo. Y lo cierto es que es así desde hace muchos años.

Los protagonistas son una cuadrilla de Nerds que viven en una «casa-incubadora» auspiciados por un casero tantas pocas dotes sociales como ellos. Uno de ellos, Richard, inventa una aplicación llamada «El flautista» que no tiene gran interés, pero sí el algoritmo que ha diseñado de compresión de datos.

Dos grandes gurús de la tecnología luchan por hacerse con ese algoritmo y le llegan a ofrecer, uno 10 Millones de dólares y el otro mucho menos dinero, pero tenerlo como socio y ayudarle a levantar una gran Startup junto a él.

No hace falta saber cual elige: de la que más se arrepentirá en los siguientes días.

sede de El Flautista

A partir de ahí se monta la trama de la serie, que la de su protagonista y sus amigos a quienes contrata y su lucha encarnizada por salir adelante con su proyecto. Todo ello con un toque de humor nerd, mucho frikismo y la tecnología y la aventura de crear una startup siempre como hilo conductor.

Sus nulas habilidades sociales hará que se metan en muchos líos, que pequeñas cosas sean un gran obstáculo para ellos, pero sus mentes supercomputacionales y su fuerza para seguir adelante los harán ir tirando del carro mientras nos echamos unas risas a su costa.

Muy recomendada para amantes de la tecnología y para los que quieran seguir el sueño americano de montar de la nada una empresa millonaria. El mundo de la emprendeduría no es tan sencillo como algunos puedan pensar y esta serie, aunque sea en toque de humor lo deja claro.

Para mi gusto los personajes se estereotipan demasiado y un pelín tontos de más, pero por lo demás hacen gracia y su duración de en torno a media hora los hace ágiles para ver. Falta que se lo hubieran tomado un poco más en serio y la serie hubiera tenido más tirón, pero a su vez hubiera perdido gracia.

Hay que tener en cuenta que va más enfocada a un público tecnológico y no se pone a nivel tan bajo (para que la gente comprenda la ciencia, entiéndase) como por ejemplo Big Bang Theory para llegar a todo el mundo.

A los que no le hagan gracia los «chistes de informáticos» o les volvió loco The IT Crowd, que se abstengan.

Nuestra puntuación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: