La saga de The Evil Dead aka Posesión Infernal

He empezado a ver la serie Ash vs The Evil Dead y me ha parecido una buena idea hablar de donde viene este título y todos los preliminares que hay que conocer para ver la magnitud real de la serie. No hablaré de ella todavía, porque estoy en el primer capítulo. Capítulo, por cierto, dirigido por Sam Raimi, con el que empezó todo, aunque el resto de capítulos de la serie ya no han sido dirigidos por él.

La serie es del año 2015 y no parece más que un intento más de seguir explotando la serie de películas y el personaje que dan título en este caso. Para regocijo de los fans.

Por si alguno no lo recuerda The Evil Dead es una película de terror de serie B y un tanto gore de principios de los 80 dirigida por Sam Raimi que en España fue titulada Posesión Infernal. Habla de maldiciones, de posesiones, en fin, pudiese parecer típica. Pero la crudeza con la que el personaje principal, Ash, se deshace de los poseídos que le atacan se sale de lo típico por aquel entonces. Su manejo de la motosierra es mítico y la mano perdida es una escena también a recordar (lo hacen en la serie ya en el primer episodio). Pero no solo eso, su socarronería, su humor negro tan especial, la hicieron algo diferente al resto. Aunque habrá quien vea parte traídas de La Matanza de Texas, de El Exorcista, de Halloween e incluso de El Resplandor y de otras muchas. Pero su verdadero mérito es el estilo con que lo cuenta, esos primeros planos desorbitados y ese, en definitiva, estilo tan propio de humor.

Posesión Infernal se convirtió en una película de culto, así como su director, Sam Raimi, asociado para siempre al género, aunque muchos lo conoceréis más comedido y con más dinero para hacer las películas en las producciones de Spider Man.

Curiosamente en este caso la crítica también fue unánime y le dio buenas calificaciones. No lo tuvo tan fácil con la distribución, ya que por su violencia se cortaron partes e incluso en varios países no se estrenó y donde se hizo fue con calificaciones para mayores de 18 años.

El protagonista, Bruce Campbell también conseguiría su estatus de actor de culto y su asociación a este personaje de Ash perduraría con los años. Principalmente porque no se le conocen muchos más éxitos y por todo lo que vino después con esta saga que lo han hecho un mito.

Ash

Tirar de saga cuando una primera película ha tenido éxito es un clásico, aunque los resultados no siempre son buenos. En este caso, 6 años después de la primera vendría la segunda película que cierra la trilogía: Terroríficamente Muertos, Evil Dead II en la original. Es curioso como cuando traducen un título a su antojo, se ven en la necesidad de seguir con el juego y a la segunda parte no le pueden poner un II y ya está, han de seguir. Para mi la más floja de las 3. No aporta mucho nuevo, es seguir con lo mismo, con la misma historia y el mismo estilo. Pero después del éxito de la primera, esto suele ser suficiente para los fans, ávidos de seguir viendo sangre, chistes oscurísimos y a un Ash de nuevo desbocado. Fue muy bien acogida por los fans. Y realmente se nota que el presupuesto se multiplicó por 10 en este caso.

Bueno, no lo había contado, pero los espíritus se liberan porque unos versos maléficos son recitados por los protagonistas. Son versos pertenecientes al Necronomicón, el libro de los muertos forrado con piel humana y escrito con sangre.

La trilogía se cierra (otra vez multiplicando el presupuesto) con la que para mi es la mejor de la saga, por su locura desatada, su trama se sale fuera de toda lógica y el humor de nuevo y la forma con que se lleva a cabo toda la historia es simplemente fuera de lo común. Se trata de El Ejército de las Tinieblas y es de 1992.

En este caso por un portal temporal Ash es transportado a comienzos del siglo XIV y la historia se desarrolla en plena edad media con un ejército maligno al que derrotar y mucha sangre que verter. Es una película para verla porque creo que pocas películas se hayan hecho así.

Siendo justos, ahí acaba la trilogía de Evil Dead, aunque se le puede añadir como precuela un corto de 30 minutos que Raimi y Campbell grabaron antes para conseguir dinero y financiar la película. Se llama Within the Woods y su trama es similar.

Claro, eran los 80 y los 90 y los videojuegos empezaron a ser un mercado emergente goloso y sí, se hizo videojuego de The Evil Dead, aunque no he tenido el gusto de probarlo. Posteriormente se han seguido haciendo más. También es curioso que se hizo un musical basado en la saga, que creo que no salió de Estados Unidos y que espero que no tenga tanta sangre, pero sí humor.

Pero volviendo a la parte del cine, La saga de The Evil Dead tiene su siguiente capítulo en una muy curiosa (y peregrina, todo hay que decirlo) idea, convertida en una película igual de floja. Se trata de Mi nombre es Bruce.

Las películas de The Evil Dead han sido producidas por Renaissance Pictures, que es la productora que montaron entre Sam Raimi, Bruce Campbell y el productor Robert Tapert, amigo de Ivan Raimi, hermano de Sam. Campbell está acreditado en las películas como productor. Y digo esto, porque solo así se entiende que se llegase a sacar adelante esta prescindible película en la que Raimi no interviene (sí su hermano Ted como actor).

La historia de Mi Nombre es Bruce de la que ya os hablamos, es la de Bruce Campbell haciendo de si mismo. Es secuestrado por unos fans que se han visto envueltos en un caso de espíritus malignos similar al de sus películas y creen que él les puede ayudar por su experiencia. Una vez más, se trata de una peli prescindible, con referencias a la saga, pero sin mucho resultado.

Se cierran las referencias con el Remake que se hizo de Posesión Infernal en 2013, esta vez sí producida por Saimi, pero dirigida por el uruguayo Fede Álavarez, elección especial de los productores. Sin más, cuenta lo que ya sabemos pero con menos gracia.

En cuanto acabe de ver la serie hablaré sobre ella, pero os adelanto que me gustará, porque sé que me dará lo que espero de ella. Y con eso, me conformo.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: