Tenet (Christopher Nolan, 2020)

No me gusta analizar las películas en términos absolutos sino relativos. Una película no es buena o mala si no es en función de lo que esperes de ella, de a quien vaya dirigida o, sobre todo, de las expectativas que tengas sobre ella.

Y sobre Tenet yo tenía muchas expectativas puestas, por varios motivos. Uno de ellos es por la millonada que habían gastado en ella (más de 200 millones de dólares) y porque era dirigida y escrita por Christopher Nolan, que suele hacer un buen uso de esos presupuestos, con espectaculares puestas en escena, además de unas líneas argumentales que enganchan, originales o las 2 cosas al mismo tiempo (Véase El Caballero Oscuro, El truco final, Insomnio o la excelente Memento con la que saltó a la fama). También porque era una película con viajes en el tiempo, mi temática preferida dentro de la ciencia-ficción.

Pero en este caso ni lo uno ni lo otro. El dinero sí que se ve que se lo ha gastado, se nota, por las explosiones, carreras, helicópteros y demás parafernalia con la que obsequia nuestra vista, pero no creo que para nada que no se pudiera contar con menos aspavientos. Y por supuesto, el hilo argumental, no hay quien lo entienda. Tampoco quiero meterme ahora en las paradojas temporales que encierra ni lo incomprensibles de ellas, pero lo peor para mi es que te hace perder el hilo porque te hace la picha un lío en cada escena.

Y es que ese es el gran qué. Sí, es una película con viajes en el tiempo, pero nada que ver con Regreso al futuro o similares. Aquí en el mismo plano vemos el tiempo yendo para atrás para unos, para adelante para otros. Nuestro cerebro quiere pero no puede entender y no es una película de viajes temporales al uso. Eso en sí es bueno, se sale de lo ordinario, pero si no entras en la película, algo que es francamente difícil y tiras la toalla de intentar entender en qué punto está cada personaje en cada momento o cada versión del personaje, ya pierdes el hilo.

Pero bueno, habrá a quien le guste, precisamente por ese punto de diferenciación, por ser algo nunca antes visto y contado de una manera muy peculiar. Aunque veo sobre Tenet la alargada sombra de una de sus primera obras, Memento y otra de las últimas, Dunkerque.

De lo que sí debo decir que me ha dejado buen sabor de boca ha sido la interpretación de Robert Pattison, precisamente porque no esperaba mucho de él. Llevaba tiempo oyendo que es mejor de lo que se puede presuponer viendo retazos sueltos de su vampiro de Crepúsculo, que era lo que sabía de él, pero estoy deseando lanzarme a ver alguna de sus otras películas como Batman o El faro.

Siguiendo con las interpretaciones, el prota, que lo tiene que decir al final, que él es el protagonista para que nos lo creamos John David Washington no le veo ningún carisma, sí hace un malo muy bueno Kenneth Branagh.

En definitiva, un fallido pero original intento de salirse del cine palomitero al que tanto nos están acostumbrando, por un director al que no se le pueden poner peros a la hora de hacer su trabajo, pero que se ha pasado de frenada a la hora de hilar una historia que se vuelve difícil de digerir. Enhorabuena eso sí al que la haya entendido y disfrutado, que los habrá.

Trailer de Tenet

Nuestra puntuación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: